[Mi Reseña] Libro ‘Sombras en el crepúsculo’ de Linda Howard

9788496711839

Me encanta saber que aún me faltan muchas historias en este maravilloso genero que van a lograr sorprenderme. Y me encanta saber que poco a poco (lento pero seguro) estoy leyendo aquellos libros que me moría desesperadamente por leer. Este libro no solo me sorprendió, sino que también me dejo sin aliento. Ahorita les comento porque.

‘Sombras en el crepúsculo’ de Linda Howard es, aunque no lo crean, el primer libro que leo de esta autora y en el encontramos la historia de Roanna, una niña que de la noche a la mañana queda huérfana de padre y madre luego de que ellos y la madre de su prima Jessie sufrieran un accidente de auto. Ambas forma parte de la familia más importante del Sur, Los Davencourt. Su abuela paterna, Lucinda Davencourt las acoge en su gran mansión en donde también vive Webb Tallant, sobrino-nieto de Lucinda.

Roanna es extrovertida, alegre, impulsiva y adora a los caballos. Encuentra en Webb alguien en quién apoyarse y aquel sentimiento va creciendo a lo largo de los años convirtiéndose luego en adoración y sin darse cuenta en amor. Pero Webb solo la quiere como lo haria un hermano hacia su hermana pequeña, ya que su interés siempre estuvo dirigido hacia la bella Jessie, la princesa de Davencourt, a quien su abuela adora y quien siempre tiene lo que quiere. Webb desde los catorce años supo que heredaría Davencourt a pesar de ser un Tallant. Tiene la resposabilidad de sacar adelante aquel imperio y con ello también ganaba a la hermosa, adorada, perfecta…Jessie. Pero ella es también caprichosa, orgullosa, déspota, vengativa…y muy mala con Roanna. Cree que puede dominar a quien quiera y aprende además que con su cuerpo puede obtener lo que más desea: convertir a Webb en su fiel servidor y así adueñarse de todo lo que Davencourt simboliza.

Webb y Jessie se casan y es el primer obstáculo que tiene que superar Roanna, quien apesar de ello no cambia su espíritu explosivo, alegre e impulsivo. Sigue adorando a Webb con locura y a sus 17 años no duda en expresar sus sentimientos hacia él, Webb sabe que ella lo ama, tanto, que esta casi seguro de que ese amor es casi incondicional.

Asimismo el matrimonio de Webb y Jessie es un terrible fiasco. Sus inacabables peleas por ver quien domina a quien, la gran carga de trabajo de Webb con el imperio Davencourt y las constantes infidelidades de Jessie no hacen más que demostrar que ellos nunca se amaron. Jessie tiene una relación insana desde los diecinueve años con su padre biológico y su temperamento vengativo y déspota sale a relucir siempre que tiene a Roanna cerca, menospreciándola y magullando su autoestima.

Una noche en particular Jessie y Webb discuten fuertemente por un descontrol de Roanna, llegando a terribles consecuencias. Jessie muere y con ella se desencadenan terribles resentimientos entre todos los miembros de la familia. Todas las pistas apuntan a Webb como el culpable pero al no tener pruebas contundentes no es acusado, y con todo el corazón lleno de rencor hacia quienes creía que eran su familia y le dieron la espalda, Webb se marcha de Davencourt, dejando atrás todo por lo que había trabajado…y a Roanna. Y con su marcha, Roanna carga con toda la culpa llegando a crear dentro de ella un frió hielo que le impide tener emociones. Su juventud, alegría y espontaneidad se esfuma, dejando solo un cuerpo vació que no se permite sentir nada, cargando con la pesada responsabilidad de haber sido ella la causante de todo el sufrimiento de Webb.

“—Lo siento, —susurró ella, sus palabras sólo audibles para él. Era intensamente consciente de todas las ávidas miradas clavadas sobre ellos, especulando sobre su gesto. —Es culpa mía que te traten así. —Las lágrimas anegaron sus ojos, enturbiando su visión cuando alzó la vista hacia él. —Solo quería que supieras que no… No lo hice con intención. No sabía que Jessie estaba bajando. No había hablado con ella desde el almuerzo.

Algo refulgió en sus ojos, y él tomó una larga y controlada bocanada de aire.
—No importa, —dijo, y suave pero firmemente apartó su mano de su apretón. El rechazo fue como una bofetada. Roanna se tambaleó bajo el impacto, con expresión brutalmente desolada. Webb murmuró una maldición por lo bajo y de mala gana levantó la mano para estabilizarla, pero Roanna retrocedido.

—Entiendo, —dijo, todavía susurrando. —No te molestaré más.— Y se escabulló, tan insustancial como un fantasma vestido de negro.

De alguna manera consiguió mantener la fachada. Era más fácil ahora, como si la capa de hielo que la rodeaba impidiera que todo la desbordara. El rechazo de Webb casi la había agrietado, pero después del golpe inicial, la capa se había espesado en defensa propia, haciéndose aún más fuerte. El ardiente sol caía sobre ella, pero Roanna se preguntó si volvería a sentir calor alguna vez.”

Dios Mio!
El libro se divide en tres partes, y hasta aquí llegamos a la segunda. Todo lo que se vive en estas dos primeras partes es tan intenso que sin duda tienes que dejar de leer por unos cuantos minutos antes de que te de un soponcio con tanta información. Yo en lo personal quede muy mal cuando llegue aquí y el libro no estaba ni en la mitad. El dolor de Roanna lo sientes en la piel. El amor que siente hacia Webb parece inquebrantable. Aveces crees que solo es un amor juvenil que pasara con el tiempo pero el que Roanna tenga 17 y Webb 24, este casado y encima sea su primo, son razones que te dejan patidifusa y comprendes que su historia y su vinculo es muy fuerte.

Ese quizás es otro de los temas que te deja totalmente asombrada en este libro. El incesto. Como ya les comente anteriormente, yo de puritana no tengo nada pero, es difícil imaginar como alguien puede sentirse atraído hacia su padre biológico, por más carencia de vínculos que tengas con él. Lo de Jessie y su padre-amante es de locos, insano, y totalmente impactante.

Tienen que pasar diez años para que Lucinda le pida a Roanna que vaya en busca de Webb. Ella esta ya muy mayor para manejar Davencourt, apesar de que cuenta con la ayuda de Roanna. Y nuestra protagonista sabe que, de convencer a Webb para que regrese, no heredará Davencourt, Aún así Roanna decide ir en su búsqueda no muy convencida de que pueda lograr traerlo de vuelta. De lo que si esta segura es que su amor por él no ha cambiado. Ahora ella es una mujer diferente, no se permite sentir nada y sus ojos no reflejan ningún sentimiento. Pero si antes ella lo amaba con la frescura de la juventud, ahora lo hace con la intensidad con que lo haría una mujer.

Y Webb descubre que solo necesitó verla para comprender cuando la deseaba. La imprudencia de Roana hace diez años lo atormento durante años y al tenerla nuevamente delante de él hace que no pueda contenerse. Comparten un encuentro apasionado que hace mucho tiempo debieron tener empezando así el camino el regreso de Webb a Davencourt para enfrentar todos aquellos secretos y recuerdos que tanto daño le hacían y sobre todo, el camino de regreso hacia el corazón de Roanna.

“El salió de la camioneta y caminó con ella hacía el coche de alquiler, deteniéndose justo al lado de la puerta para que ella no pudiese abrirla.

—Sobre anoche,- dijo él.

El pánico la invadió. Dios, no podía escuchar esto. Metió la llave en la cerradura y la giró, esperando que captase la indirecta y se moviese. No lo hizo.

-¿Qué pasa con anoche?- consiguió decir ella sin la más mínima entonación en la voz.
-No debería haber ocurrido.

Ella inclinó la cabeza. Había sido lo mejor que le había ocurrido jamás, y él deseaba que no hubiese pasado.

—¡Maldita sea, mírame!

(…)

Roanna mantuvo la espalda muy derecha y erguida.

—Soy tan responsable como tú. Nunca fue un secreto lo que sentía por ti, dijo finalmente. —En cualquier momento, lo único que tenías que haber hecho era chasquear los dedos y yo hubiese ido a ti y te hubiese dejado hacer cualquier cosa conmigo, lo que quisieras.— Trató de sonreír. No le salió demasiado bien, pero era mucho mejor que echarse a llorar. —Eso no ha cambiado.”

Aquí empieza el tercer libro y el vaivén de emociones te sobrepasa. La familia entera se ha ido a vivir a Davencourt y sabes de inmediato que ha sido por puro interés. Es una familia perversa, que solo se interesa por el dinero y la reputación que les da vivir en Davencourt. Webb regresa y al ver el cambio radical en el temperamento de Roanna entiende y comprende que de todos, ella es la que más sufrió en los diez años que estuvieron separados.

Es imposible no salir afectada ante tanta desgracia. Les voy a ser totalmente sincera y es que el comportamiento de Webb no me gusto es varios momentos. Él siempre supo que ella lo quería, y dió por hecho que siempre seria así y se fue cuando Roana más lo necesitaba. Y si tengo que dar un punto en contra en esta historia es que, quizás, y solo quizás, hacia falta una competencia para Webb. Quizas ahi no todo hubiese sido sufrimiento para la protagonista y nuestro ‘héroe’ no hubiese estado tan seguro de que ella siempre lo esperaría. Creo que eso hubiese estado mejor…

Los personajes secundarios enriquecen la historia y debo recalcar el hecho de que TODOS son malos. Bueno…no todos, pero la gran mayoría. Es decir, Lucinda por ejemplo. Si, quiere a Webb, y a Jessie (más bien la adora) pero por Roanna no siente ningún afecto. No es hasta que se da cuenta que Roanna casi muere de hambre por tanta tragedia vivida donde recién acepta que la necesita. Está tan enfrascada primero es hacer que los ‘herederos’ tengan el matrimonio perfecto, y después en la tristeza de haber perdido a su favorita, que no repara en el daño casi ‘inconsciente’ que le hace a Roanna. Gracias a Dios con los años se da cuenta de su mal comportamiento, y poco a poco se encuentra más conectada con Roanna. Así mismo Corliss, que es la reencarnación de Jessie. Pero nuestra protagonista esta ya tan curtida que ni la siente y solo se convierte en un peligro cuando se une al enemigo. Y Harper Neeley… mejor ni hablar de él, creo que ustedes deben descubrirlo y sacar sus propias conclusiones.

El final, es el esperado, pero te deja sorprendida por ser totalmente diferente a lo que pensabas en referencia al asesinato de Jessie. Y apesar de todos los ‘contras’ que pueda tener esta historia, la pluma de la autora te deja con los sentimientos a flor de piel. Y después de leer este libro me comprometo a leer más libros de ella. Y es que su forma de relatarme ese ultimo momento feliz del libro entre ambos protagonistas, luego de haber pasado por tantos problemas para por fin estar juntos, no evito que me salieran una cuantas lagrimillas… muy bonito.

“—Guau, —le susurró, tan bajito que sólo ella pudo oírlo, y noto como tenía que sofocar una risita tonta ante lo que se había convertido en su código privado para “te quiero”.

Ella sonreía con más facilidad últimamente. Él había perdido la cuenta, al menos en su cabeza. Su corazón todavía se estremecía con todas y cada una de las curvaturas de sus labios. Sus dedos se entrelazaron, y él se perdió en sus ojos ambarinos mientras las palabras comenzaba a sonar, fluyendo sobre ellos en las suaves sombras purpúreas del crepúsculo:

—Queridos hermanos, estamos aquí reunidos….”

Realmente se los recomiendo.
Firma

Anuncios

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: