[Mi Reseña] LIBRO ‘Pídeme lo que quieras, ahora y siempre’ de Megan Maxwell

9788408105473

Bueno, como ya les comenté en facebook, de lejos este segundo libro me ha gustado muchísimo más que el primero. Un poco más ligero, más fluido, divertido y tierno en muchas ocasiones. La parte erótica sigue desconcertándome un poco, pero conforme avanzas en la lectura, nuestra protagonista llega a superar aquel problema casi existencial sobre los ‘gustos’ de Eric, y sin más se convierten en propios, por ello es más fácil para el lector asimilarlos. Y en compañía de Björn se hacen más ‘manejables’ (si es que se puede), creo que la narrativa ayuda mucho también. En fin, el asunto es que con esta segunda parte entramos más al plano de la convivencia entre los principales personajes, una muestra de lo que es su relación una vez que el amor entre ellos está más que claro. Vemos más en su interior, descubrimos más sobre Eric y el porque de su personalidad y como ya les mencione, todo se hace de manera más ligera, una narrativa sencilla con diálogos fluidos y chispeantes que muchas veces te sacan sonrisa de los labios. En opinión personal, la diferencia con el primer libro es ABISMAL… ahorita les comento porque.

Pídeme lo que quieras, ahora y siempre’ de Megan Maxwell es el segundo libro de la trilogía ‘Pídeme lo que quieras’. Empieza inmediatamente después de que Judith genere su despido de Müller. El enfrentamiento entre ambos fue enorme, y el dolor que Eric le causo a Judith por sus dudas y sus celos extremos no ha hecho más que alejarlos. Ambos intentan continuar con sus vidas pero los dos son conscientes que su amor es especial, intenso y único. Al darse cuenta Eric del error que ha cometido, no pierde el tiempo y decide recuperar a Judith. Y tal y como sucedió la primera vez, a base de constancia, insistencia y con un poco de ‘ayuda’, nuestra protagonista da su brazo a torcer, no sin antes dejar en claro, que aún hay un camino largo que recorrer para ganar su perdón.

“—Cariño, quiero hacerte el amor. Quiero besarte. Quiero demostrarte cuánto te amo. Quiero tenerte desnuda entre mis brazos. Te necesito. ¿Y tú me estás diciendo que me prive de todo eso?

Se lo confirmo con mi voz más fría y distante.
—Sí, exactamente. No me tocarás ni un pelo hasta que yo te deje. Me has roto el corazón y, si me quieres, respetarás el castigo como yo siempre he respetado los tuyos.

Eric vuelve a maldecir en alemán.
—¿Y hasta cuándo se supone que estoy castigado? —pregunta, mirándome con intensidad.

—Hasta que yo decida que no lo estás.

Cierra los ojos. Inspira por la nariz y, cuando los abre, asiente.
—De acuerdo, pequeña. Si eso es lo que tú crees que debes hacer, adelante.”

Todo se complica cuando el sobrino de Eric, Flyn, se queda sin una persona que lo cuide y por una u otra razón, ni su abuela Sonia o su tía Marta, pueden con la crianza de niño. Al parecer, Flyn solo respeta la presencia de Eric. Su personalidad problemática lo hace bastante intratable y a Eric no le queda más remedio que viajar a Alemania para encargarse del niño. Aquí Judith al ver la encrucijada en la que se encuentra Eric, no lo duda y decide acompañarlo en su regreso a Munich.

El inicio de la convivencia es difícil. Víspera de la Navidad, alejada de su familia, con costumbres bastante diferentes, con un niño problemático y aun con el castigo impuesto a Eric, Judith intenta poner buena cara ante los problemas. Poco a poco se va ganando la voluntad del Flyn, el castigo se levanta y sin darse cuenta, crea lazos afectivos con la gente que la rodea. Aún así, aquella personalidad tan impulsiva de Judith la obliga a ocultarle cosas a Eric que sabe no le agradaran cuando se entere. La forma en la que Eric cria a Flyn, tan sobreprotegido, le parece incorrecta a Judith e intenta, a escondidas de Eric, enseñarle cosas que un niño normal debe hacer, el gusto de Judith por el motocross, el enfrentamiento pendiente entre Judith y Betta, son uno de los cuantos obstáculos que Judith tendrá que enfrentar para que la convivencia se de de manera pacifica. Eric sin darse cuenta se deja envolver por los cambios que hace Judith en su vida. Su personalidad, su música favorita, aquel árbol de navidad rojo y el perrito que rescata de la calle son muestra de que ahora sin ella no puede vivir.

De momento a otro, aquella convivencia se ve afectada por el descubrimiento de los secretos, y el enfrentamiento genera su ruptura. Una vez más, Eric se deja llevar por la cólera y permite que Judith se aleje de su lado. Consciente de lo que ha hecho, que su personalidad fría e irascible no hace más que alejarla, sabe que esta vez, recuperar a Judith será mucho más difícil que la ultima vez y necesitará de la artillería pesada para lograr convencerla de que ella es el centro de vida.

“—Aléjate de mí, Eric —gruño mientras batallo inútilmente con la puerta.

—He sido un idiota, cariño.

—¡Oh, sí!, eso no lo dudes —siseo al otro lado de la puerta.

—Un idiota con todas sus letras al dejar marchar lo más bonito que ha pasado por mi vida. ¡Tú! Pero los idiotas como yo se dan cuenta e intentan rectificar. Dame de nuevo otra oportunidad y…

—No quiero escucharte. ¡No, no quiero! —grito.

—Cariño…, lo he intentado. He intentado darte tu espacio. Darme a mí el mío. Pero mi vida sin ti ya no tiene sentido. No duermo. Estás en mi mente las veinticuatro horas del día. No vivo. ¿Qué quieres que haga si no puedo vivir sin ti?

—Cómprate un mono —chillo.”

Como ven, esta vez la pluma de Maxwell hace algo genial con las emociones y personalidades de los personajes. Las aligera, las hace más fluidas y enormemente más atrayentes para el lector. En lo personal, hay momentos en que pasan volando. Un día, dos días, una semana, mencionadas al vuelo, que son características bastante clásicas en el chick-lit. Ha sido como resetear el cassette y decir, ‘ok, olvidate de lo anterior que ahora te lo cuento de otra forma’, o algo así.

Secundarios a rescatar, Raquel, la hermana de Judith, que vive su propia historia junto a su esposo y su embarazo. Al final esta pareja termina mal pero nada que no se pueda superar con el tiempo. Estaba cantado lo que ocurría entre ellos, así que no me sorprendió mucho la noticia final. Flyn al principio es un dolor de cabeza para Judith, pero poco a poco encuentra en nuestra protagonista aquel cariño y apoyo que tanta falta le hacia. Y Simona y Norbert son encantadores. Sobre todo Simona y su gusto por la telenovela ‘Locura Esmeralda’, que no tarda en ser la favorita de Judith también. Muchos personajes más aparecen, cada uno destaca más que el otro. Hacen de la lectura algo más ameno y te dan ganas de conocer más de ellos.

Puntos en contra, diría que lo que conlleva al ‘gran conflicto’ es bastante suave. Es decir, se que Eric no desea que se metan en la crianza de Flyn, y detesta los deportes extremos y sobre todo que le oculten cosas, y que todo ello genere la pelea con Judith, pero creo que hubieron temas para explotar más para hacer de la trama más intensa. Como por ejemplo, la enfermedad de Eric. Y si debo decir algo más, diría que el hecho de que la historia este contada en primera persona, limita un poco el desarrollo de la trama. Me quede con la duda por saber quien acompaño a Eric a la fiesta de Björn, y agrego a esto, lo poco que se sabe de Björn, cosa que se soluciona con el libro ‘Sorprendeme’, y la historia de Martha y Arthur. Bueno… cosas así me pasan por la mente. Como ya dije, la historia no es mala, pero aun le falta mucho por ser ‘memorable’.

Y aunque se que muchas me criticaran, debo decir que por el momento, paso del tercer libro. Estoy casi segura de saber que cosa voy a encontrarme en el. Momentos buenos al principios, mas ‘compartir erótico’, una nueva intriga, otra pelea, más dudas, quizás un bebe y un final feliz. No quiero que lo predecible me arruine el final tan GENIAL que tuvo esta segunda parte. Porque tengo que decirlo, ese ultimo recurso utilizado por Eric para convencer a Judith fue hermoso. Quede satisfecha.

No hay mucho más que agregar.
Lo pase bien.

Firma

Anuncios

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: