[Mi Reseña] LIBRO ‘Una Larga Espera’ de Nora Roberts

619ZYLbGiJL._SL1123_

Por fin me toco leer la historia de Devin y Cassie. Sin mentirles, este libro lo termine la misma noche en que lo empece. La autora no entra demasiado en preámbulos debido a que ya las dos historias anteriores nos da lo suficiente para saber del pasado de Cassie y el amor secreto que oculta Devin por ella. Así que, aunque obviamente comentare como empezaron las cosas entre ambos, iré directo al grano, nuestro Sheriff ya ha esperado mucho, así que no seria justo hacerlo esperar más.

Una Larga Espera‘ de Nora Roberts es el tercer libro de la serie ‘Los Hermanos MacKade’. Devin Mackade ha estado enamorado de Cassie desde… siempre. Cuando a los 20 años decide por fin darle solución a lo que siente, parece mentira de que sea demasiado tarde. Cassie tiene 17 y ya acepto casarse con Joe Dolin, a dos semanas de terminar el instituto. Ante aquello, Devin no puede hacer mucho, guardándose su enamoramiento, creyendo que lo que verdaderamente une a la pareja es el amor. Sin imaginar que Cassie decidió casarse a temprana edad solo para poder alejarse de su sobreprotectora y cucufata madre. Siendo tan joven, no podía sospechar que su mala decisión la llevaría directamente al mismo infierno.

Los años pasan, y Devin se convierte en el Sheriff del pueblo, respetado por su manera de impartir justicia y por el cuidado que brinda a los ciudadanos de Antietam. Y principalmente, debido a este cargo, es el primero en recibir los llamados por violencia domestica que se originan en la casa de los Dolin. Día tras día, año tras año, Devin debe soportar el que Cassie, aquella hermosa mujer que aun le hace doler el corazón cada vez que la ve, sea victima de abusos de parte de su esposo. Ante la frustración, Devin intenta crearse una coraza alrededor para que la actitud tan pasiva de Cassie no le afecte. Bastante difícil es amarla en secreto y no hacer nada al respecto, pero más difícil es ver que ella no resuelve su situación, aun cuando sus dos hijos son victimas de los mismos maltratos.

Cuando por fin Cassie decide ponerle punto final a esta ‘no vida’, Devin permanece a su lado, como el siempre fiel amigo y protector que tanto necesita. Cassie debe empezar a reconstruir su vida, su autoestima y su amor propio, pero sobre todo debe darle a sus hijos la confianza de que nunca más pasaran por lo mismo. Dos años más pasan y rápidamente sabemos que con Joe Dolin en la cárcel, Cassie divorciada y debido a su experiencia trabajando en el Ed’s Café, nuestra protagonista recibe de parte de Rafe Mackade la oportunidad para administrar la antigua casa Barlow, ahora reconstruida y convertida en un hotel. Las nuevas oportunidades le dan a Cassie la confianza que tanto necesita ella y sus hijos, aun con los consejos de una madre incapaz de ver el daño que le hicieron a su hija y que insiste en que ‘el matrimonio es para siempre’.

—¿Eres feliz, Cassie?

—Antes creía que ya no podría serlo nunca más, pero sí, soy feliz —respondió.

Hasta aquí, podemos decir que la vida de Cassie ha cobrado un nuevo rumbo y que sus hijos se encuentran a salvo y recuperándose de sus inseguridades. Un beso robado desencadena los sentimientos de Devin. La caja de los secretos se abre y los reproches no tardan en salir. Cada día se hace más insoportable tener a Cassie tan cerca y a la vez tan lejos. Cassie empieza a entender porque Devin siempre estuvo a su lado, porque era tan difícil contarle a él todo el maltrato que sufrió en su matrimonio, reprochandole también que de haber sabido que tenia elección, definitivamente la historia hubiese sido distinta.

Por fin llega el momento de tomar decisiones. Devin pone las cartas sobre la mesa dejando que Cassie sea la que decida empezar con él la historia que debió ser de ellos desde el principio. Saben que los errores que ambos cometieron no pueden ser corregidos, pero ya es tiempo de abrir los ojos. Las cosas entre ambos han sido siempre obvias, y llego el momento de atreverse.

—Pues creo que yo ya he hablado más que suficiente —dijo él, y comenzó a pasearse por el porche con las manos en los bolsillos—. Se me da bien tomarme las cosas con calma, pensarlas mucho. Pero no en esta ocasión. He dicho lo que he dicho, Cass, y no puedo ni quiero retirarlo. Tendrás que decidir qué vas a hacer al respecto.

—¿Al respecto de qué? —le preguntó ella con desconcierto—. ¿Quieres que me crea que un hombre como tú ha sentido algo por mí durante todos estos años y no ha hecho nada?

—¿Y qué iba a hacer? Estabas casada. Habías elegido, y no me elegiste a mí.

—No sabía que podía elegir.

—Cometí un error —dijo él amargamente—. Ahora, he cometido otro, porque tú no estás preparada, o quizá no quieras estarlo. O quizá no me desees.

—No… —Cassie se llevó las manos a las mejillas. No sabía cuál de aquellas premisas era la verdadera—. No puedo pensar. Eres mi amigo. Eres el sheriff, y yo te estoy tan agradecida…

—No me digas eso —le gritó Devin, lleno de dolor y de furia, tanto que no se dio cuenta de que ella palidecía—. Demonios, no quiero que me estés agradecida. No soy un servidor público para ti. No me merezco eso.

—No quería decir… Devin, lo siento. Lo siento muchísimo.

—Al demonio con que lo sientes —respondió él—. Al demonio con la gratitud. Si quieres agradecerme que encerrara a ese desgraciado que te pegaba, agradéceselo a mi placa, no a mí. Porque yo quería partirlo por la mitad. Si quieres agradecerme que haya venido a ser un tipo agradable, como si fuera un tonto enamorado, no lo hagas. Porque lo que quiero hacer es…

Aquello se lo tragó, aunque la atravesó con una mirada afilada como un cuchillo.

—No quieres saberlo. No, lo que tú quieres es que hable en voz baja, que me guarde mis sentimientos y que mantenga las manos quietas.

—No, eso no es…

—A ti no te importa que te bese, pero me estás tan agradecida que es lo menos que puedes hacer.

—Eso no es justo.

—Estoy harto de ser justo. Estoy harto de esperarte. Estoy harto de estar loco por ti.

El primer paso ha sido dado, pero todo se complica cuando Connor, el hijo mayor de Cassie esta convencido de que no quiere tener nuevamente un padre que arruine la momentánea paz conseguida. Devin debe poner mucho de su parte para lograr ganarse la confianza de Connor, y con el peligro de que Joe Dolin salga de la cárcel buscando venganza, son varios los obstáculos que esta pareja deberá enfrentar para que por fin su historia de amor se realice. Junto al relato de Abigail Barlow, y su amor imposible que llevo a su alma a permanecer presente en su casa encantada con su aroma a flores, Cassie debe descubrir que el futuro puede ser mejor. ¿Cuanto más van a esperar para estar juntos y fingir que lo de ellos no es amor?. Las decisiones tomadas fueron erróneas y el pasado ya esta escrito, pero el futuro promete ser mejor.

—Dime que me quieres, Devin. Mientras me estás llenando, mientras me deseas, dime que me quieres.

Él no pudo evitar endurecerse de nuevo, no pudo evitar hundirse en ella, no pudo evitar los jadeos mientras el cuerpo de Cassie ascendía y caía con él.

—Te quiero —dijo él. Indefenso, no pudo sino esconder la cara en el pelo de Cassie. De algún modo, ella había tomado las riendas. Él no podía hacer otra cosa que dejarse llevar—. No puedo dejar de quererte.

Ella lo absorbió todo, el amor, la pasión, el poder, siguiendo ansiosamente su ritmo desesperado y rápido. Cuando supo que él estaba alcanzando el clímax con ella, cuando ambos estaban indefensos, volvió la boca hacia su oído.

—Te quiero, Devin. Te quiero. Creo que siempre te he querido.

Cuando él fue capaz de hablar de nuevo, la atrajo hacia su cuerpo y la abrazó.

—He querido oír eso durante mucho tiempo.

No se como lo hace Nora Roberts. Esa capacidad que tiene para contarme todo esta historia cautivante en tan pocas paginas me deja anonadada. Cada libro de los Mackade es una gozada total y este, para mi el más esperado, es el que me ha dejado más alborotado los sentimientos. Siempre creí que la historia de Devin y Cassie se desarrollaría de una manera distinta, pero estoy gratamente sorprendida. Y la historia paralela sobre Abigail Barlow le da el toque perfecto.

La evolución de Cassie se ve desde el primer libro de esta serie, ‘Recordando el ayer‘. Cuando por fin decide ponerle fin a esa vida llena de maltratos, ella se descubre a si misma como una mujer capaz de elegir por si misma. Una mujer fuerte y que defiende a sus hijos por encima de todo, poco a poco toma conciencia de que no es tarde para rehacer su vida. Y Devin, con el encanto y sensualidad que lo caracterizan como un Mackade es irresistible desde el primer momento. Muy juicioso, muy paciente, si. Pero como cualquier ser humano que también comete errores, no aguanta más y su orgullo lo hace reaccionar ante tantos años de espera. Creo que aquel momento en el que todo es dicho es fundamental, las personalidades de ambos salen a flote, dándole al lector la intensidad necesaria para hacer de esta historia algo inolvidable. Me puso toda la piel de gallina.

En los secundarios debo destacar a Connor. El hijo de Cassie ha vivido en carne propia el maltrato desde muy pequeño sintiéndose culpable por no haber hecho lo suficiente. La pluma de Roberts es bastante impecable al reflejar una familia herida y con muchos obstáculos que superar. Shane Mackade, el último de los hermanos toma un poco más de protagonismo en este ultimo libro ya que se nos viene su historia, que también estoy impaciente por leer. En definitiva, este libro, como los anteriores son excelentes elecciones. No solo por lo bien escritos están, sino que muchas de las situaciones y personajes son como la vida misma, llena de decisiones difíciles y de personalidades con las que uno fácilmente puede identificarse.

Y aunque las historias de estos cuatro hermanos y las mujeres que les robaron el corazón son bastante intensas, debo resaltar también que hay muy de humor en ciertos momentos. Con diálogos bastante fluidos y llenos de momentos e intercambios inteligentes, una narrativa sencilla pero ‘casi’ poética, se sabe y se identifica el estilo de Nora Roberts en cada párrafo. No exagero al decir que esta serie lo tiene todo. Como ya dije, la historia me duro un suspiro, y me deja un muy grato recuerdo.

He quedado encantada
Firma

Anuncios

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: