[Mi Reseña] LIBRO ‘Una noche en Paris’ de Barb Capisce

22845411

 

¿Por qué la gente quiere enamorarse cuando puede ser por tan poco tiempo en la vida y devastadoramente doloroso?

Yo creo, y alguno de ustedes ya lo deben saber… Es porque, mientras dura, se siente endemoniadamente bien.

Con esta frase de la película ‘El espejo tiene dos caras‛ de Barbra Streisand empieza esta historia lindisima que habla de amor (por supuesto), de química, de pasión, de valentía para arriesgarlo todo, de como no se debe prejuzgar a las personas, de oportunidades que no deben perderse y sobre todo de dos personajes que, aunque son muy diferentes, al parecer solo estaban en el mundo esperando encontrarse. Esta bastante claro que esta historia me ha gustado. Ahorita les comento porque.

Una noche en Paris’ de Barb Capisce es, debo decirlo, el primer libro que leo de esta autora. Aquí se nos cuenta la historia de la ordenada, calmada y ‘programada’ Mare Nesbitt. Su planificada y ordenada vida trabajando en la empresa de su padre y pronto como mujer casada con su muy perfecto novio, se ve alterada de la noche a la mañana mientras esta esperado embarcarse en un vuelo a París. Una banda de rock entra en la misma sala donde ella se encuentra quedándose muy nerviosa por la apariencia que los integrantes muestran. Más aún cuando el muy atractivo, enigmático, y lleno de tatuajes, vocalista de la banda, se la queda mirando detrás de sus lentes oscuros. Ambos se aprecian en silencio admirándose por el interés que se generan apesar de ser tan diferentes. Cuando llega el momento de abordar, Mare descubre que la banda de rock al completo también va a París en su mismo vuelo, sin poder evitar que el vocalista ocupe el asiento a su lado. Ante semejante experiencia Mare no tarda en descubrir que el tatuado cantante Shad Huntington, líder de la banda de Rock Synister Vegeance, no es todo lo que parece.

Shad aun no se recupera el haber perdido a su novia de toda la vida y a su mejor amigo en el mismo accidente de transito. La muerte de ambos trajo consigo mucho más sufrimiento después, que no permite sanar completamente las heridas. Pero dentro de todo el dolor, Mare aparece en su vida generando en el una atracción casi instantánea que lo deja helado. Luego de lo poco que compartieron en el avión estaba seguro que no volvería a verla, pero la sesión fotográfica que acompañaba una accidentada entrevista, puso de nuevo a Mare en su camino. Y sin poder resistirlo se lanza al agua por ella, literalmente, para no perderla nuevamente de vista.

“Y si podía tenerla una sola noche ¿Sería suficiente? Y si sabía que tenerla era imposible, tenerla aunque más no fuera una noche ¿No era un regalo inmenso e inmerecido?

(…)

—No me dejes caer —dijo ella más aire que voz.

—Nunca —dijo contra sus labios y la volvió a besar, fuerte, denso y profundo.”

Una cena inolvidable es el principio de un sentimiento imposible y alocado. Mare confiesa a Shad su compromiso y la noche de pasión termina en un ataque de nervios que rompió todas las barreras de contención que la sostenían, construidas en años de autocontrol, de responsabilidad, de hacer, decir, pensar y sentir siempre lo correcto. Shad, con sus besos, sus caricias y su pasión rompe su coraza, logrando cautivarlo por completo. Solo una noche más en París, luego de disfrutar de un concierto de Synister Vegeance le da a Mare y a Shad la certeza de que ambos estaban destinados a encontrarse en algún momento, para vivir tremenda pasión juntos. Logrando por fin consumar aquel sentimiento que los une, deciden aprovechar el momento para luego separarse e intentar continuar con sus vidas tan distintas.

“—No necesitas decir o hacer nada para hacer esto más sencillo.

—Quédate conmigo.

—No puedo. Tengo que volver a mi vida. Tengo un trabajo, una familia… Tengo un novio, un proyecto de vida.

—Ven a Viena conmigo… Hablemos…

—¿Para qué? No hay nada para mí allí.

—¿Yo? —Mare puso los ojos en blanco para poder desviar la vista, para dejar de mirarlo.

—Shad… Era una sola noche en París. Tuvimos dos. Fue un paréntesis, un regalo de los dioses. Mantengámoslo así.

(…)

Se quedaron a un costado mientras los demás avanzaron. La salida estaba llena de fans. Los asistentes ya habían firmado la salida del hotel. Mare se cruzó de brazos y esperó. Shad le levantó el rostro y la besó por última vez. Ocultos, sin separarse de sus labios susurró:

—Búscame en tus pesadillas.

—Te atesoraré en mis sueños.”

Pero el paréntesis solo consiguió alterar la vida de ambos. Mare ya no es la misma. La mujer que Shad libero en París no tarda en darse cuenta que no puede manejar la culpa por la infidelidad realizada y tampoco le agrada ya la vida que antes le parecía correcta, descubre también que no ama a su novio. Siente que traiciona a su padre y sus principios. Su hermana Fiore la intenta convencer de lo equivocada que estaba al pensar que no es igual de apasionada que la madre de ambas, quien también dejo una vida tranquila y planificada para seguir el amor intenso que sentía por su padre, a los que solo separó la muerte. Sentimiento muy similar al que Mare esta sintiendo por Shad.

“Conocerlo fue como emerger del mar y respirar, como nacer y hacerlo por primera vez, doloroso, desconocido, pero imprescindible.”

Shad no podía evitar sentir culpa por querer empezar una nueva vida sin Candy, quien se fue muy pronto, muy joven, cuando ambos tenían sueños que cumplir juntos. Atormentado por la fama y el éxito, siente que perder a Candy y a su mejor amigo fue un precio muy alto a pagar. Pudiendo despedirse de ella en sueños, se convence que cada quien construye su propio cielo personal. Llegando hasta lo mas hondo de su depresión, sale de ella con un solo propósito: Encontrar nuevamente a Mare y convencerla de que ambos deben estar juntos.

“—Si tu pasado es mío, el presente es tuyo… Y tu futuro es de quien se lo quieras dar.

Regresando de su visita al purgatorio inconsciente que todos portamos, Shad entreabrió los ojos e inspiró, con un solo nombre en la cabeza, los labios y el corazón.

—Mare…”

Lo primero que me encanto del libro (aparte de la portada) fue la narrativa. Muy buena. Ágil, de fácil lectura sin dejar de mostrar la pasión de los personajes que se refleja en cada palabra. La pluma de Capisce me ha sorprendido ya que aun siendo una historia sencilla, me envolvió con su forma de narrarme hechos casi mágicos. Me encanto la conversación entre Candy y Shad. Algo necesario que muestra el punto final que debe dar el personaje antes de seguir adelante. El equivalente a esto seria el recuerdo de Mare, Fiore y su madre cuando era más jóvenes y les explicaba con una película los diferentes tipos de amor. Recuerdo que Mare necesita para un poco esclarecer su mente. No puedo evitar mencionar la referencia que se le hace a ‘Cincuenta sombras de Grey’. Encaja perfectamente con el momento de su aparición.

Mare convence. Una protagonista que tarda en descubrir lo que realmente quiere y lo que realmente es en esencia, pero que en los momentos precisos ha sabido darme exactamente la reacción que esperaba. Y el que sea tan diferente de Shad me encanta más. Nuestro protagonista, como buen músico es todo pasión, todo impulso. Cada momento de su vida lo vive con intensidad y cuando ama lo hace de verdad. Tiene defectos y sufre mucho por su novia ausente de quien no se pudo despedir. Lo vivido junto a Mare o lo destruye o lo salva, incógnita que lo hunde pero sale de ella convencido de luchar por lo que quiere.

Personajes secundarios a resaltar. Fiore y Liam, hermana y cuñado de Mare quienes decidieron vivir su amor a pesar de todo y contra todo prejuicio. La historia de los padres de Mare y Fiore es muy tierna y complementa a la perfección la incertidumbre que viven los personajes principales. Me hubiese gustado que George fuese malo. No se, llámenme loca pero, la historia como esta es lindisima. Pero cuando termine de leer la parte del rompimiento entre Mare y George, esperaba que en cualquier momento, este sacara una pistola o algo así. Quizás me deje llevar por la emoción (xD).

En resumen, debo agradecerle a Barb Capisce la mención de Amarás a un extraño de Kathleen Woodiwiss y no se si las estrofas de las canciones que Shad canta en ciertas partes del libro y que supuestamente son de Synister Vegeance, sean de verdad canciones existentes en la realidad. De ser así, por favor que alguien me las pase porque me encantaría escuchar tremendas letras con melodías.

Un libro que tiene mucha química, también de como no todo es lo que parece y cuanto daño nos hacen los prejuicios, con mucho amor, pasión y que se lee rápido. Elementos que sin duda a los de este genero nos encanta.

“Cuando el amor es tu destino, puede ser un instante, una charla, una tarde. Para Shad y Mare bastó una noche en París.”

Yo quede bien servida.
Muy recomendable.
Firma

Anuncios

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: