[Mi Reseña] ‘Diez lecciones para dar caza a un lord…y que te adore’ de Sarah MacLean

71gaAApypmL._SL1359_

Sigo con Sarah MacLean y sus títulos largos. Esta serie es adictiva, y aunque este libro difícilmente supera a su antecesor, sin duda es imposible quedar indiferente a la historia del segundo gemelo St. John y la mujer que, siendo tan distinta a todas, le robo el corazón…Ahorita les comento por que.

Diez lecciones para dar caza a un lord…y que te adore’ de Sarah MacLean es el segundo libro de la serie Love by Numbers o Amor en Cifras, donde de la noche a la mañana lord Nicholas St. John es coronado por una revista femenina como ‘la quintaesencia de la virilidad’ y por consiguiente ‘el soltero más codiciado de Londres’, generándole un gran dolor de cabeza por la cantidad de jovensitas casaderas que empiezan a estar detrás de él. Tremenda situación pronto tiene una solución al momento en que Nick recibe de parte del duque de Leighton el encargo de buscar y encontrar a su hermana Georgiana, quien ha desaparecido sin dejar rastro.

Aceptando con desesperación aquella búsqueda, el bien conocido bulan parte hacia el norte detrás de la pista de la hermana del duque sin imaginar que se encontraría quizás con la mujer más deliciosa que hubiese visto antes, aunque estuviese ataviada en un horroroso vestido y lo más importante, al parecer no había leído el articulo de la condenada revista. Isabel da muestras desde el inicio que no quiere la ayuda de nadie, que siempre puede cuidarse sola, pero en este momento necesita de Nick para catalogar su colección de estatuas, ya que él ‘lord pluscuamperfecto’ es también un experto en antigüedades. Ante una mujer tan enigmática, los instintos de Nick se ponen en alerta y sabe que oculta algo. Sin dudarlo se propone ayudarla para seguirle el rastro y así poder descubrir todos sus secretos. Lo que no imagina Nick es que aquellos secretos son tan pesados para Isabel que confiárselos a alguien será una tarea aun más difícil.

“—Esta casa está llena de mujeres.

—No todos son mujeres.

—¿Ah, no?

Ella hizo una pausa.
—Todos menos uno.

Él se volvió hacia ella. Isabel percibió la cicatriz en su mejilla, blanca y sombría por la frustración. Observó la manera en que cerraba los puños mientras alzaba la mirada al techo.

—Tu hermano.

—El conde. —Lo dijo con voz firme, poniendo mucho énfasis en el título.

—Un conde de diez años.

—¿Y eso qué importa? ¡Sigue siendo conde!

—¡Importa porque a ti no te protege nadie! —Las palabras resonaron en la estancia, asombrándola por su fuerza. También ella se enfadó. Se enfadó por la verdad de la exclamación. Se enfadó con el universo; con ese hombre, que a pesar de que la conocía desde hacía solo tres días, seguía insistiendo en que alguien debía protegerla. Era como si pensara que ella no podía cuidar de sí misma, de su hermano, de sus chicas.

—¿Cree que no comprendo la apurada situación en que nos encontramos? ¿El riesgo que corremos? ¿Cree acaso que si hubiera otra manera, no la habría encontrado? —Las lágrimas surgieron rápidas y furiosas—. Nunca he pedido su ayuda, lord Nicholas. No le he pedido que me proteja.

Él le sostuvo la mirada con los ojos azules llenos de frustración.
—Lo sé, Isabel. No te atreves a pedírmela porque crees que eso hará que parezcas débil.

—Quizá no le pido ayuda porque es de los hombres de quienes necesitamos protección. ¿No se le había ocurrido?”

Para Isabel, Townsend Park lo es todo. Convertido en Minerva House, no solo es un refugio para mujeres desamparadas sino también un nuevo comienzo, una oportunidad para volver a empezar. Por eso ella debe velar por el bienestar de todas las que habitan en la casa que poco a poco llegaron a través de los años para acompañarla y a la vez buscando un lugar donde esconderse. El problema es que aquel atractivo lord, con sus besos robados, su mirada intensa y su caricias, amena con convertirla en lo que ella tanto teme, una loca enamorada que se quedará triste y sola cuando él decida marcharse. Porque eso hacían todos. Lo hizo su padre, aquel conde sinvergüenza que enamoro a su madre pero que prefirió mil veces las juergas de Londres en vez que su familia. No, ella no se convertiría en su madre. Nick solo debía catalogar las estatuas para así poder venderlas y poder mantenerse y salvar la casa que se estaba cayendo a pedazos. ¿Pero, como evitar lo que Nick despertaba en ella?. Ante la inminente necesidad de salvar Minerva House, decisiones deben tomarse, pero es posible arriesgarlo todo evitando que el corazón salga lastimado?

“—¿Por qué haces eso? —le preguntó él con voz suave, haciéndole sentir su aliento contra la sien—. ¿Por qué no disfrutas del placer?

Ella cerró los ojos y meneó la cabeza.
—Lo… lo hago.

—No, preciosa. No creo que lo hagas. —Él se acercó todavía más, y el calor que emitía su cuerpo inundó sus pensamientos—. ¿Por qué no bailas, ríes y vives de la manera en que deseas?
¿Por qué, en efecto?

—Los sueños son para las niñas que no tienen preocupaciones —dijo ella, negando las palabras en el mismo momento en que las decía.

—Tonterías. Todos tenemos sueños.

Ella abrió los ojos y buscó las brillantes pupilas azules.
—¿Tú también?

—Sí, incluso yo.

—¿Y con qué sueñas tú? —La pregunta le salió con una voz tan ronca que apenas la reconoció como propia.

—Esta noche, soñaré contigo —repuso Nick sin vacilar.

Debería haber encontrado aquellas palabras tontas y vanas. Pero solo pudo
escuchar en ellas una promesa, una que quiso creer con todas sus fuerzas.”

Apesar de que la trama engancha y que los personajes tienen el sello característico de MacLean, creo que este libro deja debiendo un poco. No me cautivo tanto como el primero pero es muy necesario leerlo debido a que hay muchos aspectos de la serie (y la que le continua) que aquí se nos presentan y que explican muchas cosas después en los siguientes libros. Los diálogos si me parecieron geniales, llenos de humor, dulzura y pasión a partes iguales. Me gusta el mimo de la autora al momento de elaborar sus tramas y por consiguiente le quedan momentazos como el del castillo abandonado. Hay capítulos que inician con extractos de la revista “Perlas y pellizas” que aparte de darle a Nick el titulo del ‘soltero más codiciado de Londres’ también muestra como una especie de manual sobre como conquistar a dicho caballero. A esto me refiero sobre la genialidad de la pluma de MacLean. Estos detalles hacen de la lectura algo bastante ágil y atrayente.

Isabel es fuerte, altruista y bastante sacrificada por los que ama. Aunque hubieron momentos en los que me estreso, tengo que admitir que una mujer así era necesaria para Nick, ya que nuestro galán tiene un complejo de ser siempre el príncipe azul. Creo que Ralston es atrayente, pero Nick es tan dulce y tan entregado por amor que es difícil no suspirar por él. Siento que las personalidades de ambos protagonistas se complementan como en un rompecabezas y eso hace que la trama funciones muy bien.

Secundarios, varios. Hay que estar atentos con Georgiana, no la pierdan de vista (que conste que se los advertí). Pero de futuro cercano, el duque de Leighton es quien se lleva todo el interés en los secundarios, ya que aquella personalidad fría y desdeñosa solo hacen que quieras saber que rumbo tomara su historia. Rock, amigo de Nick, y Lara, prima de Isabel forman un romance secundario muy dulce y bastante adelantado a su época, lo cual le da el toque fresco necesario a la trama que, aunque parezca duro hay que decirlo, de momento se iba apagando. De no ser por la intervención de las chicas de Minerva House y del propio conde de diez años, estoy segura que hubiese sido un poco difícil de continuar.

El final esperado se da pero luego del reconocimiento total de los sentimientos y el Epilogo te deja suspirando. Ahora toca ponerse con el tercero. Como ya les había comentado, esta serie la estoy re-leyendo pero al ponerme de nuevo con ella he descubierto nuevas cosas que no había notado antes. Como ahora estoy reseñandola, le estoy poniendo más énfasis que antes a las historias al momento de leerlas y me encanta lo que estoy encontrando. Realmente recomiendo el método de re-lectura, ya que a mi me esta funcionando a las mil maravillas al momento de querer liberarme de la “resaca literaria”.

Recomendado!
Firma

Anuncios

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: