[Mi Reseña] ‘Once escándalos para enamorar a un duque’ de Sarah MacLean

cats

Literalmente estoy con los sentimientos a flor de piel. Esta serie es sin duda una de mis favoritas, y ha valido la pena por completo releerla. Desde el principio se sabe que la historia para este libro tenia que ser épica debido a las participaciones de los personajes protagonistas otorgadas por la autora en los dos libros anteriores. Una gran final para una serie excepcional. Ahorita les comento porque…

Once escándalos para enamorar a un duque‘ de Sarah MacLean es el tercer y último libro de la serie Love by Numbers o amor en cifras. Aquí se cierra la historia de los aristócratas más excéntricos que Londres ha tenido la suerte de conocer. Y que mejor que cerrar la temporada social con la historia de Juliana Fiori. La media hermana de los hermanos St. John y el marques de Ralston, que hace seis meses llegó de Italia y que seguramente poseía la misma reputación dudosa de su madre o al menos eso pensaba toda la crema innata de londres. Siendo hija de aquella marquesa que abandono a sus hijos cuando apenas eran unos niños, Juliana estaba mas que acostumbrada a que todas las damas de buena cuna siempre susurraran su historia detrás de sus abanicos, condenandola sin conocerla. Su belleza era innegable, su cabello negro y sus ojos azules completamente cautivantes hasta tal punto que ni siquiera el frió y desdeñoso duque de Leighton podría salir inmune al encanto que ella desborda. Así que cuando la encuentra dentro de su carruaje luego de un baile, todo lo que él piensa de ella se confirma: Juliana Fiori es un escandalo andante, su cercanía solo provocaría la ruina en la reputación de cualquiera que se atreva a siquiera a estar cerca de ella.

Pese a ello y de que él en estos momentos no puede darse el lujo de manchar más su apellido, ni su titulo, y por eso planea una bien considerada unión en matrimonio con una excepcional Lady Penelope, a fin de proteger el buen nombre de su familia y el secreto que pronto destruirá la reputación de su hermana, acepta el desafió lanzado por la bella italiana nacido de aquella lucha de voluntades donde Simón defiende por encima de todo la reputación, el decoro y las buenas costumbres y Juliana la vida guiada por la pasión.

“—¿Realmente cree que está por encima de la pasión? ¿Que su mundo perfecto puede regirse únicamente con rígidas normas y experiencias flemáticas?

El duque dio un paso atrás ante el desafío que destilaban sus palabras.
—No lo creo. Lo sé.

Juliana asintió.
—Demuéstrelo. —Leighton enarcó una ceja pero no dijo nada—. Permítame que le demuestre que ni siquiera un duque frígido puede sobrevivir sin la pasión.

Leighton continuó inmóvil.
—No.

—¿Tiene miedo?

—No, falta de interés.

—Lo dudo.

—Realmente le importa un comino la reputación, ¿verdad?

—Si tanto le preocupa su reputación, su excelencia, le recomiendo que traiga una carabina.

—¿Y si resisto su vida tempestuosa?

—Entonces se casará con la uva y todo estará bien.

Leighton parpadeó.
—¿Uva?

—Lady Penelope. —Se produjo una larga pausa—. Pero… si no puede resistirse… —Se acercó a él, su aliento era una tentación en el frío aire de octubre.

—¿Entonces qué? —preguntó él con voz grave y oscura.
Ya era suyo. Conseguiría ponerle de rodillas.
Y a su mundo perfecto con él.
Juliana sonrió.

—Entonces su reputación estará en serio peligro.

El duque guardó silencio; el único movimiento era el lento espasmo del músculo de su mandíbula. Un momento más tarde, Juliana pensó que podía dejarlo allí, con su amenaza cerniéndose en el frío aire nocturno.

Y entonces Leighton dijo:
—Le doy dos semanas. —Juliana no tuvo tiempo de disfrutar de la victoria—. Pero será usted quien aprenda la lección, señorita Fiori.

El recelo se impuso.
—¿Qué lección?

—Que la reputación siempre triunfa.”

Dos semanas. ¿Que puede hacer Juliana para demostrarle a aquel guapo y arrogante duque que la vida es más que tontas normas que cumplir y apariencias que conservar?. Cada uno de sus actos son llevados acabo solo para desbaratar su mundo y sacarlo de ese estado frígido y desapasionado que siempre lleva consigo. Porque Juliana sabe que él no es así, Simón puede llegar a ser cautivante, intenso y muy apasionado cuando deja el titulo de duque de Leighton a un lado y se convierte en simplemente en el hombre que le roba el sueño, ella misma había tenido la oportunidad de verlo. En pasillos de teatros, en salones de música y en cabalgatas al amanecer. Pero el escándalo parece perseguirla y una persona del pasado regresa solo para poner en duda aquella afirmación que ella tanto teme. Es igual a ella, o al menos todos esperan que lo sea. Sino, ¿Que otra explicación hay para no ser digna de él?, ¿Que tenia que pasar para que Simón la escoja a ella por encima de todo?. Y mientras cada uno de los escándalos se lleva a cabo, la pasión se va a abriendo paso dentro del frió corazón del duque, donde su bella sirena lo hechiza, al punto de caer rendido de rodillas, pero no en nombre de la pasión, sino en nombre del mas puro e intenso amor.

“—No sé qué hacer. No sé cómo ganarme tu amor.

Ya lo has ganado, quiso decirle.
Me has arruinado para el resto de los hombres.

—Así que simplemente te diré la verdad —continuó él—. Desde que nací me han preparado para vivir una vida fría, insensible y desapasionada; una vida llena de normas de etiqueta y cortesías vacuas. Entonces llegaste tú… que eras lo opuesto a todo eso. Eres bellísima, brillante, descarada y pones toda tu pasión en la vida, en el amor y en todas las cosas que crees que merecen la pena. Me has enseñado que todo lo que creía, todo lo que quería y todo lo que defendía… no sirve para nada. Quiero tu versión del mundo… Quiero una vida llena de emociones, sin normas, maravillosa y feliz. Pero no puedo tenerla sin ti a mi lado. »Te quiero Juliana. Me encanta cómo has puesto mi vida del revés, y no estoy seguro de que pueda seguir viviendo sin ti ahora que sé lo que es vivir contigo.”

Aun escribiendo esta reseña, se me vuelven a llenar mis ojos de lagrimas al recordar semejantes palabras. Es increíble como han pasado varios años ya desde la primera vez que leí este libro y sigue generandome esa emoción tan intensa. En las dos reseñas anteriores que hice de esta serie deje muy claro que la pluma de Sarah MacLean se ha ganado mi respeto (y el de muchos creo yo) desde el primer momento por hacer novelas que están basadas en los sentimientos más puros que las mujeres, como solo las protagonistas de MacLean son capaces de demostrar, haciendo que una se identifique de manera inmediata con ellas.

Todas y cada una de las heroínas de esta serie tienen una cosa en común. Manejan su vida y sus sentimientos de manera libre, con convicción, e inalterable dignidad apesar de la sociedad tan restrictiva en la que viven, ganándose el respeto de todos quienes las conocen. Por ello, en esta historia en particular no es difícil suponer que tarde o temprano, Simón, tan frió y egocéntrico al punto de ser calificado como ‘el duque del desdén’ caiga rendido a los pies de Juliana debido a que ella es todo lo que un hombre puede desear. Verlo bajar la guardia, comprender que hay cosas más importantes que un titulo nobiliario, y por supuesto, el permitirse la felicidad junto a la mujer que ama es delicioso de experimentar. Yo me atrevo a decir que de los tres protagonistas de esta serie, Leighton es sin duda el que me robo el corazón. Difícilmente superable (pero no imposible).

El eje de la historia es romántico, si. Pero tal y como dice Juliana, el amor entre ambos no es suficiente, y el respeto por uno mismo es tan importante al punto de querer sentir también el respeto de la persona a quien se ama. Sino, es imposible plantearse una vida juntos. Un trasfondo tan importante no debe ser dejado de lado, y me pareció mas que genial todavía aquella narrativa donde podemos ver que la pluma de MacLean describe aquellos momentos donde los sentimientos de ambos personajes pelean dentro de ellos. Voces internas de pensamientos imposibles de decirlos en voz alta, haciendo de esta una trama que engancha, que apasiona y por supuesto es imposible dejar de leer hasta llegar al final.

Secundarios, ahora si que se viene lo bueno. Mas que nada porque después de esta serie viene ‘La Regla de los Canallas’ que se sigue centrando en aquella sociedad inglesa aristocrática y frívola, con personajes que aun tienen una historia que contar. Les dije que no le perdieran la vista a Giorgiana, y lo volveré a repetir. Este personaje tiene muchas sorpresas para nosotros el los años siguientes en la linea de tiempo en las historias de MacLean, junto con Ducan West, a quien se le nombra por primera vez en este libro con una participación bastante efímera. Pero no contare nada ya que tienen que descubrirlo ustedes mismos. Asimismo, Penelope, quien ahora con el compromiso roto debido a que Leigthon ya no podrá casarse con ella, es el punto de partida para la siguiente serie. Volvemos a saber de Callie y Ralston, Nick e Isabel, Mariana y Rivington y sus respectivas familias, aportando mucho en la historia con sus participaciones. Pero es imposible no mencionar a Benedick, quien se merece una propia historia con creces. Un personaje entrañable y con mucho potencial dentro de la serie. Espero y ese sueño se me cumpla, y estoy segura que ustedes también lo desearan.

El Epilogo no puede ser mejor, y la sensación que te deja el terminar una serie como esta es muy gratificante. No podía haber una mejor forma de terminarla y por ello, una vez más confirmo que esta serie es de las que se te quedan grabadas en el alma.

MUY RECOMENDADO
Firma

Anuncios

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: