[Mi Reseña] ‘Un paseo por El Paraíso’ de Andrea Pereira

11026005_778628082232496_2096230589462880119_n

Novelas romántica nacidas en América del Sur no hay muchas. Por eso fue un enorme placer y un enorme privilegio que esta novela llegara a mis manos, y en la cual me encontré no solo una historia de amor intensa, sino también, personajes inolvidables, mucha intriga, pasión, venganza, y miles de acontecimientos más, cada uno mas sorprendente que el otro. Y todo ello desarrollado en un maravilloso escenario como lo es el pueblo de Eugenio Bustos, en el Departamento de San Carlos, Provincia de Mendoza (Argentina).

Todo empieza con un regreso. Maylen Timerman vuelve al pueblo luego de siete años de ausencia donde aún las heridas por el pasado parecen no haber cicatrizado. El reencuentro con su familia es el esperado, uno a uno celebra su retorno y sus amigos ahora felices con sus propias vidas también están contentos de verla nuevamente, a pesar de no estar de acuerdo con su decision de abandonar el pueblo y las consecuencias de su partida. Consecuencia que tiene un nombre: Gabriel Iriarte. El amor de su vida, el primer hombre a quien le dirigió su amor, y a quien abandono luego de todos los trágicos sucesos que surgieron por el simple hecho de amarse de la forma en que lo hicieron.

Pero el Gabriel que ella vuelve a ver es diferente. Cínico, hiriente, un hombre incapaz de amar y quien solo ve a las mujeres como instrumentos de saciedad debido al tormentoso recuerdo de Maylen. Ha llegado el momento de cobrarse cada uno de los sufrimientos que ella le hizo pasar luego de que lo abandonara, casi a la puerta del altar. Después de un reencuentro cargado de reproches y palabras hirientes. Gabriel le propone a Maylen un acuerdo, que quizás sera el fin de su historia de amor, o el inicio de su vida juntos para dejar de huir de los problemas que los separan.

“—¿Qué necesitas, Gabriel? —lo cortó ella, al acalorarse con lo que Gabriel pretendía insinuar.

—Un pacto.

—¿Qué?

—Una semana.

—¿Qué quieres decir?

—Quiero que pases conmigo una semana, en la casa del lago.

—Es una locura.

—No me enamoraré otra vez de ti.

—¿Qué va a pensar la gente del pueblo?

—Nadie tiene por qué enterarse, sólo tú y yo.

—No puedo hacerlo. Lo siento, Gabriel.

—¿Sigues enamorada de mí?

—Tú me aclaraste que nunca te amé; gracias por poner en claro mis sentimientos.

—Maylen, necesito acabar con esa historia, y es necesaria una despedida —sus ojos ya no tenían la expresión jocosa de minutos atrás; con calma aparente, Maylen podía sentir la amargura y el reproche en las palabras que siguieron—: Pasaron siete años, cuando te fuiste tenía la fantasía de escapar, pero el dolor me llevaba al mismo lugar; buscaba sentirme pleno con otro cuerpo, otra voz, sin embargo, solo consumía infierno para olvidarme de ti. Los primeros años vivía intoxicado de amargura, estaba medio loco y mi buen humor era un recuerdo. Te odiaba, me odiaba, desde que salía el sol hasta que desaparecía tras las montañas y, en ese momento, comenzaba mi calvario nocturno revolviendo los restos de un amor que me llevaba en camino recto a la desesperación. Necesito acabar de una vez y para siempre con ese cuento de terror Maylen.

—¡Qué estimulante que pienses en mí en esos términos!

—No eres la única que puede ser cruel, cariño. Despidámonos como es debido.”

Gabriel pensó que seria fácil. Engañarse a si mismo y tratar a Maylen como a todas las mujeres que conoció a lo largo de siete años de ausencia. Que equivocación. Aquel pacto solo sirvió para hacer resurgir antiguas pasiones, para esclarecer malos entendidos y por supuesto, para dar rienda suelta a todo aquel amor que estaban destinados a compartir juntos. Maylen entiende al fin que Gabriel siempre será el amor de su vida, pero el destino se empeña siempre en separarlos. La carrera de Maylen peligra, Gabriel poco a poco se ve envuelto en una venganza aun por llevarse a cabo y que durante siete años fue planeada por aquellos que sienten que la unión de ambos es la causante de tantas desgracias. Es hora de dejar de huir. Maylen debe demostrar que su amor por Gabriel lo vence todo. La confianza absoluta, la posesión infinita. Es momento de darlo todo para poder disfrutar de su propio ‘Paraíso’.

“—Te extrañé —susurró antes de profundizar en el beso—. Eres mía, Maylen; aunque te escondas, aunque huyas ahora y no vuelva a verte nunca, eres mía —le dijo en un murmullo cuando se separó de la boca de Maylen para tomar aire.

Los besos de Gabriel eran profundos, su lengua abarcaba cada rincón de la boca de Maylen, y sus brazos apretaban su cuerpo para pegarla a él y hacerle sentir su duro cuerpo: excitado y anhelante. Ningún enojo podía contra ello. Maylen se dejó convencer con aquellos artilugios que tan bien manejaba Gabriel, con sus manos, con su boca y con su cuerpo. Se abrazó a él. Dejó que su cabeza siguiera sus instintos, que le gritaban desesperados que Gabriel no mentía.”

“—¡Quiero entender!

—Yo también, Maylen; dijiste que no volverías a huir de los problemas, y al surgir el primero de una larga lista que, seguramente, tendrás que atravesar en tu vida te encuentro camino al aeropuerto.

—Éste no es un problemita sin importancia.

—El haberme abandonado a mí sí lo era.

—¡No! —gritó.

—¿Qué quieres entender? —Preguntó, enfadado, Gabriel—. Te amo, me amas, y el tiempo no pudo con eso —dijo claramente.

—¿Me amas? —interrogó Maylen, volviendo a sorprenderse al escuchar esas palabras.

—No puedo creer que lo estés preguntando.

—Es que ahora vienes con el cuento de la venganza y todo eso.

—Para ser periodista, tienes un entendimiento bastante limitado.

—Ya no soy periodista, no soy nada.

—Todo va a pasar en un par de semanas —la reconfortó Gabriel, acercándose nuevamente a ella—. Y si no es así, Eugenio Bustos nos espera con los brazos abiertos.

—Quiero volver a la cabaña hasta que todo se resuelva —dijo imprevistamente, sorprendiéndose a sí misma con aquellas palabras. No tenía idea de que aquel deseo estuviera tan a flor de piel hasta que se escuchó a sí misma. Eso era lo que Maylen realmente quería: volver a aquella calma, aquel silencio, y a los brazos de Gabriel. Era lo que deseaba desde que llegó. Toda esa semana había estado irritada, cansada, sofocada por la ciudad y su trabajo. En realidad era la añoranza de esa semana en la cabaña lo que la mantenía de esa manera, no la agitada vida que llevaba.

—Esperaba que me lo pidieras.

Gabriel acompañó sus palabras con sus caricias, y en pocos minutos ambos estaban desnudos en el sofá verde oliva. Maylen nunca se acostumbraría a la facilidad con que Gabriel la tenía tumbada, desnuda y a su merced. ¿Sería cierto que su cuerpo se consideraba suyo? Ese no era el momento de meditaciones.

—¿Sabes cuándo cambié de idea con respecto a ti? —preguntó, jadeando entre suaves embestidas. Sin esperar respuesta de Maylen, que jadeaba extasiada mientras Gabriel la colmaba de su cuerpo—. Abre los ojos Maylen —pidió en otro jadeo—. Cuando vi esta misma cara que tienes ahora; nada puede con esto —señaló, y ella le sonrió—. Nada. Eres mía, Maylen.”

La clave de este libro es el giro tan imprevisible de acontecimientos que van presentándose conforme vas avanzando en la lectura. Una pareja enamorada que estaba destinada a estar junta pero que debido a sus personalidades no hicieron las cosas como es debido en un principio, y cuando por fin se dan cuenta de que lo suyo es amor de verdad, las consecuencias de sus actos los lastiman al punto de castigarse así mismos. El toque de suspenso e intriga que toma forma en la segunda mitad del libro te deja pasmada, sobre todo porque el amor de ambos protagonistas es mas maduro, y las viejas heridas y los planes de venganza hacen de este libro algo digno de leerse. Más aun si resaltas la ambientación estupenda que Pereira describe de una forma tan atrayente. Se nota el amor por lo natural, por el paisaje, por la tierra y por las costumbres de un pueblo al que visitas en cada capitulo gracias a la excelente pluma de la autora, haciéndote participe de un escenario maravilloso.

Dicho esto creo que es bastante obvio lo encantada que he quedado con la historia de Gabriel y Maylen. Esta ultima, como todo personaje femenino que últimamente me he topado en varias historias, es para llorar debido a su terquedad y sus ganas de autocastigarse por todo. Una conversación con Gabriel te hace entender que su problema mayor es la necesidad de esconderse cuando todo va mal. Es delicioso ver como todo en ella toma perspectiva y se convence así misma que huir no le va a servir de nada y que es momento de decidir, y vivir. Siete años de sufrimiento son suficientes para andar encerrada en inseguridades. Una protagonista femenina que resulta perfecta e imperfecta a la vez, con la cual te caracterizas de inmediato. Asimismo, para tal personalidad, Gabriel es definitivamente lo mejor que le puede haber pasado. La horma de su zapato. Un protagonista masculino que ama y odia con la misma intensidad con la que vive su vida y disfruta de su trabajo en un pueblo al que adora. Gabriel es difícil de olvidar debido a su entrega, a su pasión por lo suyos y por su amor hacia Maylen que lo ha marcado para siempre. Todos los reproches son justificados, los años de angustia le han enseñado a no dar nada por sentado. Pero cuando ve los ojos llenos de amor en Maylen, es capaz de darlo todo. Insistente, intenso, con una mirada y sonrisa que conquista, posesivo en los momentos de pasión… ¡Como me encantan este tipo de perfiles en los personajes masculinos!. Y es que me pueden mucho aquellas historias que tienen revanchas y venganzas utilizadas para esconder el verdadero sentir, tan fuerte e intenso que te nubla los sentidos. Ambos, te roban el corazón.

Personajes secundarios a resaltar… Paloma. Y es que ella esta presente en todo el libro y es quien desata toda la desgracia en la pareja protagonista, en donde también sufren los amigos, hermanos y demás familia de todos los involucrados. Si bien sus intervenciones propiamente dichas fueron pocas, su presencia omnipresente coge el mejor momento para tomar forma en un momento determinante de la historia, allá en la cima de la montaña, en donde la vida de todos en el pueblo de Eugenio Bustos cambia para siempre. Cada personaje secundario que interviene después los hace de igual medida, no llegando a resaltar uno mas que otro, pero si enriquecen la historia logrando generar esa tensión que engancha y que te hace incapaz de dejar de leer.

Con un epilogo precioso, y un final extremadamente esperado debido a que una vez más, el destino de los protagonistas vuelve a girar casi al final, cuando crees que ya nada podrá separarlos, dejándote en vilo una vez más, sin duda ‘Un paseo por El Paraíso‘ es el despertar de un largo letargo donde creí haber perdido mi capacidad de disfrutar de una buena lectura. El que mas autoras/es latinos nos regalen más historias románticas capaces de dejarnos sin aliento me deja una enorme alegría. Andrea Pereira tiene una estupenda pluma, estoy segura que le seguiré la pista de ahora en adelante.

Muy Recomendado.
Firma

Anuncios

2 comentarios sobre “[Mi Reseña] ‘Un paseo por El Paraíso’ de Andrea Pereira

Agrega el tuyo

  1. Xiahpwa: Estoy sin habla con un nudo en la garganta de emoción. Gracias, Gracias, Gracias!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Es un placer leer tu crítica, llena el alma y ayuda a seguir con más fuerza, con más ganas y más amor!!!
    Me alegro de todo corazón que te haya gustado la novela y sus personajes. Un gran abrazo. Besos y Miles de gracias!!!!!!!!!!!!!!!!

    Me gusta

    1. Gracias a ti Andrea por pasarte por aqui y leerme. Te envio miles de besos desde Peru y espero verte pronto por estos lares autografiando libros… 😀
      El honor ha sido todo mio.

      Me gusta

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: