[Mi Reseña] ‘El último riesgo’ de Kristel Ralston

91Hyq-F1ArL._SL1500_

Kristel Ralston ha decidido emocionarnos con una serie. Y apesar de haber jurado no volver a empezar una serie aun en vías de completar todos los libros que la conforman, con esta autora me es imposible cumplir mi promesa, sobre todo con semejante portada y semejante historia… Ahorita les comento por qué.

El último riesgo‘ de Kristel Ralston es el primer libro de la serie ‘Match Point’ en donde el famoso ex-tenista y bien nombrado “sex-simbol”, Jake Weston, ha perdido la brújula. El programa de televisión que fue su vía de escape luego de que varios acontecimientos en su vida lo lastimaran, ha sido cancelado abruptamente, tomando la decisión de cambiar de aires. Quizás un cambio de escenario, evitar a la prensa de espectáculos y mantener un perfil bajo, lo ayuden a encontrar el norte y poder superar la constante sensación de vacío que no lo deja respirar. Quien iba a pensar que en aquel cambio de rumbo se reencontraría con la hermosa Colette Kessler, con quien había pasado unos maravillosos días en París, hace ya seis años y por supuesto, a quien le había roto el corazón.

No solo estaba más atractivo que antes, sino que llegaba, o más bien regresaba, a su vida en el peor momento posible. Colette estaba a punto de demostrarle a todo el mundo, sobre todo a su familia que su profesión no era solo el resultado de una rebeldía pasajera. Ser periodista era lo que siempre deseo ser y le había costado mucho esfuerzo conseguirlo, más aun perteneciendo a la familia Kessler, donde todos eran Economistas y siempre la criticaban por cada paso que daba. Por eso, cuando supo que Jake Weston seria el locutor del programa de radio que tanto le costo producir, se prometió a si misma no dejarse envolver por la sensualidad de aquel cínico y guapo tenista que ya una vez la hizo derretirse entre sus brazos. No volvería a caer otra vez, aunque eso significara fingir que era inmune a sus encantos. Ademas, Jake Weston no creía en el amor, por ello no seria difícil convencerse de que caer en sus redes, otra vez, seria una mala idea… ¿O no?.

“—¿Detecto una necesidad de que reivindiquen tu ego?

En lugar de enfadarse Jake se echó a reír. Aunque hubiera preferido gemir cuando el viento llevó hasta sus fosas nasales el perfume de Colette.

—No lo necesito, aunque si deseas —se inclinó para hablarle al oído— puedes volver a besarme como lo has hecho antes. O quizá quisieras recordar —le pasó el pulgar por el labio inferior, y Colette contuvo las ganas de morderlo— cómo lo pasamos aquellas noches en París.

—¿Qué parte exactamente? —preguntó con desdén, soltándose de Jake—. ¿Aquella en la que me decías que lo estabas pasando bien, o aquella en la que te limitaste a desaparecer, luego de besar a aquella mujer frente a mí? ¿O quizá cuando fingías interesarte por las cosas que hablamos solo para llevarme a la cama?

—Así que recuerdas perfectamente, ¿verdad?

—No entiendo por qué quieres sacar a colación el tema, en serio. Es ridículo.

—Porque yo sí te recuerdo —dijo casi molesto.

—¡Por favor! ¿Acaso no estuviste comprometido?

—Has estado pendiente de mí, después de todo —replicó ladeando la cabeza para observarla con detenimiento. Las manos de Jake subieron hasta los codos suaves de Colie, y la acercó un poco. Ligeramente. Lo suficiente para estar cerca, sin agobiarla, sin tentarse a sí mismo. Estaba guapísima, y aún tenía los labios hinchados por sus besos.

—Mi compromiso fue un grave error…

—Igual que lo fuiste tú para mí.

—…que me enseñó un par de cosas —continuó como si ella no hubiese dicho nada—. Siempre intenté recordarte con el paso de los años, y de pronto te encuentro en una radio.

—No te quieras pasar de listo —intentó sonar firme, pero al parecer no lo logró.
Jake la sintió temblar. No era el fresco de la noche de eso estaba más que seguro.

—¿Colette?

Ella lo miró fijamente.

—¿Qué?

—Voy a besarte de nuevo.”

Las barreras levantadas por Colette solo le generaban a Jake más deseos de derrumbarlas. Si hubiese sido otra mujer lo pasaría por alto, pero era Colie, la dulce chica que le entrego a él su primera vez y con quien había disfrutado placeres inolvidables que despertaban su lado posesivo, al punto de asustarlo y querer huir y a la vez quedarse a su lado. Todo en ella lo hechizaba y lo asustaba a partes iguales. Cuando ella por fin acepta una relación sin ataduras, una serie de acontecimientos en la vida de Colette le dan a Jake la oportunidad de volver a ganarse su confianza. Los sentimientos son más profundos y los temores del pasado se van exponiendo uno a uno a medida que se envuelven más en aquella pasión tan atrayente. Es momento de enfrentarlo todo. Es momento de seguir y dejar el pasado atrás. Colette y Jake deberán tomar el último riesgo.

“—Tengo que irme —repuso terminándose de abrochar la camisa.

Colette recordó entonces que le había confesado que lo amaba, y el corazón pareció dejar de latirle por un instante. La expresión de Jake resultaba inescrutable. Era la misma expresión que le dedicaba a los medios de comunicación. A los desconocidos… a los intrusos. La estaba dejando fuera.

No iba a permitir que él dejara de lado su confesión como si no hubiese ocurrido.

—¿Irte? Estamos en tu departamento… ¿Por qué? —indagó pasándose la lengua por los labios. De pronto tenía la garganta seca—. Es… ¿es por lo que te dije?

Él no respondió. Darse cuenta de que la amaba lo aterraba como mil demonios, y escuchar a Colette confesarle su amor, casi lo enloqueció. Ella tenía una idea equivocada de lo que era. No podía amarlo. No podía amarla. Tenía que irse de allí.

—Maldito seas, Jake Weston —expresó airada—, has dejado claro que no me correspondes y, aunque no ser correspondida puede doler, no se compara con el hecho de que te atrevas a irte como si lo que acaba de ocurrir entre nosotros hubiera sido solo un revolcón.

Eso lo detuvo.
Se volteó, y la miró fijamente.

—Lo fue —mintió, tratando de convencerse a sí mismo. No lo logró. Solo consiguió sentirse más miserable.

Dicho eso desapareció de la vista de Colette, dejándola dolida y con lágrimas que parecían quemarle el alma.

Ella se había arriesgado. Y había perdido.”

Lo leí en muy poco tiempo, y casi, solo casi, colapso ante ante los sentimientos que este libro me genero. Como fan y como lectora debo decir que este libro tiene algún que otro punto en contra, como ciertos errores de escritura y varias divagaciones de los personajes en determinados momentos que en cierto modo resultan innecesarias, pero nada que haga peligrar la esencia y el sello característico en la pluma de la autora. Siento, y esto es solo mi opinión, que ‘Bajo tus condiciones‘ dejo el listón bastante alto. El giro que da la historia también es muy bienvenido, ya que al principio y por ser el primer libro de la serie, la autora nos debe introducir en el universo ‘Match Point’, y por ello hubieron partes que las sentí un poco lentas, pero que fueron muy bien superadas cuando la historia por fin va directo al tema que nos atrae, al punto en concreto, la relación entre Jake y Colette. Supongo que es una cuestión de perspectiva, en algunos casos me gusta que se vaya directo al grano y no se divague mucho. De todos modos, me enganche, la trama sencilla, casi clásica y los personajes variados hacen de este libro una lectura acorde con lo que esperas del genero. Kristel es estupenda, de eso no hay dudas.

Colette es un personaje femenino con el sello de Ralston. Con una adolescencia bastante dura ha sabido sobreponerse a todo problema que se le ha presentado en la vida, incluso el rechazo, la decepción. Eso no significa que no haya sido difícil, lo cual hace de este personaje el ideal, y apesar de todo aun cree en el amor. Me encantó su determinación en varios momentos y su filosofía de vida. El complemento perfecto de Jake Weston, tan cínico, arrogante, cautivante y aunque el mismo no lo quiera reconocer, vulnerable concerniente al amor, pero que cuando se da cuenta de sus sentimientos, es determinado, toma lo que quiere y lo defiende, como todos los personajes masculinos de Kristel, a quienes coincidentemente siempre tengo ganas de abofetear cada vez que no quieren ver lo lógico de las cosas a pesar de que tienen la solución en frente. Los personajes de Kristel son así, te generan reacción, buenas o malas pero destacan, es casi un sello, una marca. Y yo disfruto mucho con ellos.

Secundarios… Pfff. Ahora si que me enrollare la lengua un poco ya que el marco que acompaña esta historia y protagonistas, no solo te deja anhelante sino que completamente desesperada, y por ello quizás me entusiasme al punto de contarlo todo. Kate, la primera de ellas. Mejor amiga de Colette y con una personalidad estupenda. Me encanto su perfil de amante de las revistas de chismes y de espectáculos, super dinámica, activa y risueña. Sin duda te deja con ganas de saber más de ella y su historia, la cual espero con ansias. Y es que ese ultimo ‘detallito’ que Ralston insinúa con cierto empresario italiano y mejor amigo de Jake, la deja a una pero con la adrenalina a mil. Con lo antes dicho suponen bien al pensar que en este libro ya se nos deja saber mas o menos de que van las demás tramas que acompañaran la serie. Es imposible no mencionar lo que pasa entre Rex, otros de los mejores amigos de Jake y Charlotte, tenista y pupila del ahora entrenador. Pincelada de sus historia que a una también la dejan con cara de asombro debido a la anticipación. A mi en lo personal, me va a matar la espera por conocerlas.

A esto me refiero con lo de esperar a que toda la serie este publicada para recién comenzar a devorarla. En lo personal sufro demasiado cuando empiezo una serie o trilogía y tengo que esperar a que se publiquen las demás partes. Y si son libros de Kristel Ralston, aun peor. Prometo esperar pacientemente ya que estoy segura de que valdrá la pena el sacrificio.

BUENÍSIMO
Firma

Anuncios

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: