[Mi Reseña] LIBRO ‘Amos y Mazmorras V y VI’ de Lena Valenti

91Noy5WTNBL._SL1500_

91aik47+SxL._SL1500_

Hablar de Lena Valenti, es un placer para mi. Pero hablar de ‘Amos y Mazmorras’ es algo aun más grandioso. Esta serie es muy querida para mi y como otras series a las que le tengo cariño y me toca hacerles reseña, intentare por todos los medios no emocionarme demasiado. Pero cuando por fin te animes a ponerte con esta genial serie, estoy segura, que entenderás mi posición.

‘Amos y Mazmorras’ Quinta Parte y Sexta Parte de Lena Valenti son los dos libros que continúan la serie de agentes del FBI, que conocimos en aquel torneo, lejano ya, de las islas Vírgenes con el mismo nombre. Debo mencionar aquí que la autora continua con el formato de dos libros para cada pareja y cada continuación. Formato al que ya nos tiene acostumbrados y que se lo agradecemos enormemente. Por ello se me hace imposible hablar de los libros de manera individual.

La historia se centra ahora en Nick y Sophie. Y ya era tiempo. Estaba segura que ellos serian los siguientes, ya que en la Cuarta Parte, la autora dejo entrever los posibles problemas para la pareja.

La Quinta Parte se centra en como Nick y Sophie formaron su relación. Como se conocieron, como se enamoraron, como se enfrentan a todo y a todos por estar juntos y como Nick, apesar de todo el amor que le profesa a su ‘Princesa’, no deja que ella se conozca a su verdadera identidad. Nick tuvo muy claro desde el principio que seria agente del FBI, y como sabe que Sophie perdio a su hermano de manera tragica, sigue adelante con sus planes sin contarle nada. Creo, que aquí radica el primer punto de quiebre para la pareja, ya que como todos sabemos, es mejor la honestidad ante cualquier cosa. De igual forma, el amor entre ellos es innegable. Desde esta perspectiva del libro, nada te hace pensar que algo pueda terminar con el amor que se profesan. Es como si hubiesen estado predestinados a estar juntos.

“Un relámpago crepitó con fuerza e iluminó el salón.
—Pensarás que soy tonta.

Nick giró la cabeza con tanta rapidez que casi se desnuca con el movimiento. Sophie estaba ahí, de pie frente a él, abrazándose a sí misma, con los ojos enormes y las pupilas dilatadas. Los muslos pálidos y torneados se recortaban a cada rayo que alumbraba a través del cristal de las ventanas. Sus pies descalzos parecían diminutos en comparación de los de él.

—¿Sophie? ¿Qué te pasa? ¿Necesitas algo? —preguntó medio incorporándose.
Ella no sabía ni qué decir de lo incómoda que se sentía.

—Tengo pánico a las tormentas.
Nick parpadeó sin poder creerse su suerte.

—¿Pánico? ¿Y… qué… puedo hacer?
«Que me diga que quiere dormirse aquí. Por favor, Dios… Por favor, Dios».

—Yo… Bueno… ¿Cómo es de grande el sofá?

—Enorme. —Nick se echó a un lado con una sonrisa y retiró la manta para que ella entrara.
«Dios, gracias».”

Así empieza la historia entre estos protagonistas. Los problemas empiezan cuando los padres de Sophie descubren la relación e intentan por todos los medios separarlos. Sophie proviene de una familia muy importante de Lousiana y Nick es un ‘plebeyo’. Le costará sangre, sudor y lagrimas ganarse el respeto de sus suegros, y al mismo tiempo, Nick debe guardar el secreto de su profesión. Los años pasan, las decisiones se toman y cada día su amor es mas grande, pero solo un error basta para que el amor desapareciera. Es aquí donde te das cuenta que nada puede basarse en una mentira.

Al estar Nick involucrado con la misión ‘Amos y Mazmorras‘ descubre la parte de si mismo dominante que sabe ha estado dormida dentro de si. Era solo cuestión de tiempo para que su lado ‘Amo’ salga a la luz, ya que la autora te da una idea de su naturaleza conforme se narra la historia de ambos. No tarda en querer poner en practica todo este despertar sexual junto a Sophie, sin saber lo que en realidad estaría arriesgando.

“—¿Sophie? —murmuró, quitándose el parche del ojo, apresurándose para quitarle las esposas y liberarla la mordaza—. ¿Sophie? ¿Preciosa…?
La joven huyó de él, con las lágrimas cayéndole por las mejillas pálidas.

—¿Soph? —Nick alargó la mano hacia ella, preocupado por su reacción. Una sensación fría le hizo vacío en el pecho. No le gustaba aquello.

—¡No te acerques a mí! —le gritó tapándose con el vestido que él había roto. Buscó las esposas y las miró asqueada, al igual que a aquella pelota negra con agujeros que había tenido en la boca y que casi la había hecho babear—.¡No te acerques, hijo de puta!

—Soph, no, no… No es lo que piensas. —Nick corrió a abrir la bolsa y sacar una fusta—. Es un juego de dominación y sumisión… Esto es… Mira. —Le ofreció la fusta—. Ahora tú puedes dominarme si lo deseas. Puedes hacer lo que quieras conmigo. Incluso me puedes azotar los testículos con esto si…

—¡¿Estás loco?! ¡Te voy a denunciar!

—Pero…, Sophie, tú has querido jugar conmigo y yo…

—¡Vete a la mierda, loco sádico! ¡Me has violado! ¡Me has pegado! ¡Me has esposado! —gritó, perdida en sus terrores.

Cindy empezó a llorar al oír gritar a su madre.
—No, no, Sophie, por favor… Escúchame. —Estaba desnudo, húmedo todavía de él y de ella. Sin escudos ni defensas.

—¡Me has hecho daño! —le recriminó ella, abrazándose al vestido roto—.Te has…¡aprovechado de mí! ¡Me has maltratado!
Cada acusación que vertía sobre él le hacía sentir vergüenza de sí mismo. Era como ácido en una herida, o como puñales directos a su corazón.

—Pensé… Pensé que lo disfrutabas como yo. —Levantó las manos temblorosas y tragó saliva. Tenía la garganta seca—. Jamás lo volveré a hacer, cariño… Perdóname…Me he equivocado. — Sus ojos dorados enrojecieron de arrepentimiento.

Sophie corrió a su habitación escapando de sus disculpas y Nick la siguió.

—¡No te acerques a mí! —repitió ella tomando a Cindy en brazos para que se calmara. Cogió el teléfono móvil, que había dejado cargando sobre la mesilla de noche, y empezó a marcar un número de teléfono.

—¿Sophie? —Nick palideció y se acercó a ella, pasándose las manos por el pelo con nerviosismo —. ¿Qué… estás haciendo?

—Te he dicho que te alejes. No me toques. ¿Papá?

—Sophie… No lo hagas. —Nick se arrodilló ante ella, perdido, confundido, desnudo en cuerpo y alma, y lloró como un niño—. Soph, ha sido un error. No lo volveré a hacer…

—Papá, esta noche mismo tomaré un vuelo hacia Luisiana. ¿Puedes enviarme a alguien a recogernos?

—No, Sophie… —pidió Nick, llorando. Eso no podía estar pasando.

—No, no estoy bien, papá. —Ella empezó a llorar, mirando a Nick con desconfianza, procurando que no se acercara ni un centímetro a su hija—. No, Nicholas no vendrá… Él… Oh, papá… —No pudo decir nada más. Se limitó a asentir a lo que su padre parecía decirle por teléfono—. Sí… Sí, de acuerdo. Sí. Ahora lo haré. Sí, papá… Bien.

Cuando colgó, Sophie sorbió por la nariz y se abrazó a Cindy, cubriéndose la boca con la mano. Nick seguía de rodillas, indefenso y rendido. Todo. Todo lo que había construido en esos siete años y medio se había esfumado por una mala decisión.

—¿Por qué has hecho eso, Soph? Yo te quiero.

—¡No digas eso nunca más! Los hombres como tú no quieren a las mujeres —dijo temerosa—.¡Tú…! ¡Tú no eres quien yo creía! ¡Me has engañado todo este tiempo! ¡Me has forzado! ¡Tú! — rugió, incrédula.

—¡No es verdad! No te he forzado. Pensaba que lo estabas disfrutando…

—¿Cómo voy a disfrutar algo así, maldito enfermo? —espetó mirándolo como si estuviera loco.

—No…, no te veía la cara, y como ese era el papel que tenías que hacer…

—Sus explicaciones parecían ridículas ante aquella situación.

—¡Que no me hables! ¡Lárgate! ¡No te quiero ni ver!”

La reacción de Sophie es BRUTAL. Muy exagerada a mi parecer, pero muy lógica si lo vemos del punto de vista de ella. Nunca Nick dio muestras de ser un Amo dominante, y obviamente a ella le tomo de sorpresa, y sobre todo que la forma en que Nick abarco el tema con ella, no fue la correcta. Este episodio marca a los protagonistas a fuego abriendo heridas que les tomará mucho tiempo curar. Ni su gran amor puede contra el dolor que se causaron ambos.

Los meses pasan y malas decisiones se toman. Nick y Sophie se divorcian de manera muy dolorosa y Sophie le impone una orden de alejamiento que afecta la relación con su hija también. Pero Sophie poco a poco se va dando cuenta de que su reacción no fue la mejor. Ella misma cae en cuenta que por el amor que ambos sienten, ella debió resolver el problema de manera diferente. Pero cuando se da cuenta de ello, ya es tarde.

—Nick, por favor. —Sophie dio un paso al frente para intentar tocarle. Necesitaba hacerlo.

—Cállate. Y no se te ocurra tocarme…, puede que sea yo quien te denuncie ahora. —Ella se quedó inmóvil, y Nick continuó con su discurso—. Aquella noche quise abrirme a ti, quise enseñarte cuáles eran mis nuevas inquietudes. Siempre pensé que quería compartirlo todo con mi mujer, que eso era el matrimonio. Y quise que experimentáramos juntos… Pero jamás…, jamás —dijo atravesándola con la mirada— imaginé que abrirte una parte de mi alma, que reconocer que quería jugar contigo, iba a conllevar tu odio y tu vergüenza. Tu miedo me tomó por sorpresa. Ni siquiera me dejaste hablarte o tranquilizarte…

Sophie tragó saliva, intentando mantener su temple.
—Estaba confundida, Nick.

—Que no me llames Nick. Solo me llaman por ese nombre la gente que me quiere. Y está claro que ni tú ni tus padres y ni mucho menos esa niñata de Rob, que quiere hacerse pasar por tu protector y de paso meterse en tu cama, me queréis. Para ti soy Nicholas.

Y es aquí cuando Sophie por fin se arma de valor y decide sacudir el mundo de su marido infiltrándose en la misión que dio origen a los acontecimientos que terminaron en su divorcio. Esta parte ya la conocemos, así que esta de más decirles que la autora no centra mucha atención a este episodio, lo menciona para que podamos darnos cuenta la lucha de parte de nuestra protagonistas por entender por fin quien es su marido. Y lo que descubre, la deja asombrada y le da una nueva perspectiva a su vida. Siempre fue tan fácil su relación con Nick que nunca pensó que tendrían problemas. Y ahora, debe arriesgarlo todo por él.

 

Creo, que muchos están de acuerdo que estos no son los mejores libros de la serie, pero tienen los suyo. Ya era tiempo que estos personajes arreglaran sus diferencias, porque que se aman, de eso no hay dudas. La personalidad de Nick es arrolladora desde el primer momento. Siempre me gusto por ser tan apasionado por lo que hace y porque nunca estuvo en duda el amor que sentía hacia Sophie. Y nuestra heroína es una mujer que evoluciona con la trama. Empieza como una niña enamorada y termina como una mujer capaz de todo por su hombre. Esa es la caracteristica que más me gusta de Lena Valenti y sus libros. La capacidad de mostrarme personajes que cambian y maduran segun sus circunstancias. Y que son capaces de llevarte por emociones muy intensas.

La Quinta Parte concluye con un giro que hará inevitable el acercamiento que ambos protagonistas estaban necesitando para arreglar su situación. Y para que por fin se enfrenten a sus problemas.

Aqui Sophie, ya sabe toda la verdad de su ex-esposo y su decisión de conquistarlo nuevamente trajo consigo problemas muy grandes que ninguno de ellos se esperaba. Nick es el único que puede protegerla, pero será inevitable que primero se enfrenten entre ellos, como de verdad son. Pero, el enfrentamiento sera feroz. Hay demasiado resentimiento y muchas heridas que curar.

“—Me asombras. Nunca habías sido tan maleducada —la reprendió Nick.

—Nunca me habían traído a la amante de mi ex-marido a cenar a casa.

Nick dio un paso hacia el lado; Sophie hacia el contrario.
—Karen no es mi amante. Jamás la toqué.

—Vete a la mierda, Nick. ¡Ocho años de mi vida! ¡Ocho! ¡Viviendo en la inopia contigo! ¡Maldito cobarde embustero!

—No me insultes, Sophie —la amenazó.

—¿A ella sí la enseñaste bien? ¿Karen no huyó de ti la primera noche?

Aquello lo hirió en su amor propio. Jamás quiso asustarla. Pero Sophie se descontroló, se tomó las cosas por donde no eran y todo se fue al traste. Y por eso… ahora estaban así.

—¿Sabes qué? Me alegro de hacer lo que hice. —Sophie se secó las lágrimas con un antebrazo.

—¿Te alegras de haberme denunciado y haberme jodido la vida? Porque eso es justo lo que hiciste.

—Gracias a eso he descubierto lo que haces, quién eres y qué es lo que te gusta. De lo contrario, habría vivido engañada el resto de mi vida. Así que deja de hacerte el ofendido, porque tú me has decepcionado aún más de lo que yo te he decepcionado a ti.

—¿Eso crees? ¡¿Que mi mujer me denuncie después de que yo le enseñara mi lado dominante crees que no es decepcionar?! ¡Me humillaste, Sophia! —exclamó furioso—. ¡Me privaste de mi hija! ¡Me avergonzaste ante los míos!

—¡Tenía miedo! —replicó ella.

—¡Me pusiste a la altura del asesino de tu hermano! —le gritó él, sin poder controlar sus emociones.

Sophie no dijo nada.
Nick dio otro paso lateral, y Sophie hizo lo mismo. Los dos empezaron a caminar alrededor de la mesa, como hienas que persiguieran a su presa.

—¿Podías dormir tranquilo? ¡¿No te entraba mala conciencia al mentirme con tanto descaro día tras día?! —Agarró una copa de vino, un brillo amenazador cruzó sus pupilas y se la lanzó con todas las fuerzas. Rebotó contra el pecho de Nick y cayó al suelo, donde se rompió en mil pedazos—.¡Estaba embarazada de tu hija y jugabas a amos y sumisas con Karen! ¡Cerdo!

La camiseta gris de Nick quedó estampada de lamparones rojizos. Incluso su rostro chorreaba el vino de la uva morada. Una enorme gota se deslizaba a través de su pétrea barbilla.

—Como vuelvas a lanzarme algo, te cogeré, Sophia, y te daré tu merecido. Te voy a encerrar en el cuarto oscuro y voy a ponerte las nalgas del color de las manzanas rojas.”

Si me dieran a escoger un solo libro, me quedaría con la Sexta Parte, pero me parece injusto ya que la autora crea las historias en formatos de dos en dos, lo que hace imposible quedarse solo con uno. Esta pareja te demuestra que el amor, apesar de ser un sentimiento poderoso, debe ir acompañado de mucho valor y mucha sinceridad para que salga victorioso ante los problemas. La historia de ambos es de lucha, constancia, valor, entrega y mucho coraje y sobre todo, de perdón. Para muchos es muy dificil perdonar, pero cuando realmente se ama, estas dispuesto hacerlo. Ya mencione la personalidad de Sophie y la valentía de Nick, y es admirable como la pluma de la autora logra hacerte participe de semejantes emociones. Hay una parte muy especial antes de que todo llegue a una conclusión donde puedes darte cuenta de lo que menciono. Y si a esto le agregamos el fondo peligroso de la Mafia Yakuza, puedes estar seguro que esta serie es de las mejores. Cuando termine de leer la Cuarta Parte, no tenia ni idea de con que escenario la autora desarrollaría la próxima trama, pero descubrir que todo gira entorno a la Mafia Yakuza ha sido más que genial. Lena Valenti nunca deja de sorprenderme.

Los personajes de los anteriores libros regresan. Lion, Chloe, Leslie y Markus, dándole a la trama ese añadido fantástico. Y lo que más te deja anonadada es la mención de la historia que se nos viene y que es (creo yo) la más esperada desde el primer libro, y que nos tiene a todos los seguidores de la serie comiéndonos las uñas. La historia de Sharon y Prince. ¿Que paso realmente con esta pareja?, ¿Qué tiene que ver Lion en medio de ellos?, ¿Por qué Sharon sufre tanto por culpa de Prince?, y ¿Por qué Prince simplemente no toma a su amada sin dar tantas vueltas? son solo algunas de las preguntas que no dejo de hacerme desde que conocí a estos personajes. Lena Valenti nos deja un Epilogo estresante y digno de un ataque de nervios. ¡Por Dios! A más de uno se le pondrá la piel de gallina cuando lo lea. Espero con ansias los dos siguientes libros.

El final es el esperado. Pero no llega antes de que se resuelvan todos los problemas con esos giros inesperados a los que la autora ya nos tiene acostumbrados. En lo personal, insisto en que no son los dos mejores libros de la serie, pero son extraordinarios a su manera. No les cambiaría nada.

—Pensarás que soy tonto. —Tragó saliva, inseguro, y caminó con lentitud hacia ella, procurando no asustarla—. Pero les tengo pánico a las tormentas.

Sophie se cubrió la boca con la mano en la que llevaba la alianza de oro de su abuela y sus hombros se estremecieron por el llanto.
—Me muero si estoy solo —continuó él con voz ronca—. ¿Tú… podrías pasarme el brazo por encima?

Sophie no se lo podía creer. Nick estaba repitiendo las palabras que ella le había dicho la primera noche que habían pasado juntos.

(…)

—Yo… Te quise odiar, Soph —murmuró Nick, que colocó una mano bajo su barbilla para alzársela con cuidado—. Te quise odiar con todas mis fuerzas. Pero… no supe. No…, no lo supe hacer. ¿Cómo se puede odiar cuando se ha amado tanto?

—Nick… —susurró ella, perdidamente enamorada.

—Sé que he cometido errores. Lamento mucho no haberte dicho qué era… Pero estaba tan enamorado de ti que me daba miedo que me dejaras.

(…)

—Tenemos mucho que perdonarnos. Y tal vez —se llevó la mano al bolsillo del pantalón y sacó las dos alianzas de calavera con las que se casaron en Las Vegas— podamos empezar esta noche. — Se arrodilló frente a ella, que, emocionada, no pensó que mereciera tanto y tan pronto, pero que no iba a decir que no jamás—. ¿Quieres, Sophie Ciceroni, empresaria de éxito, maravillosa cocinera y la mejor hija y madre del mundo, recasarte conmigo y convertirte en mi reesposa?

—Por Dios…

—Yo… —La miró como si ella fuera un ángel de la mañana y lo bañara de luz—. Soy agente del FBI, hacker, hablo tres idiomas, me he apropiado de un dinero que no era mío, he matado a personas y soy un amo. Pero estoy loco por ti y me muero de ganas de que Cindy sepa que soy su padre, y de que tus padres me quieran.

—Sí quiero. Quiero estar contigo para siempre, Nick Summers, amo, agente, asesino o lo que seas… Tsuneni.

— Tsuneni —repitió Nick, llorando con ella, abrazados y arrodillados sobre el parqué.

Un proverbio japonés decía: «Encontrarse es el comienzo de la separación». Nick y Sophie querían demostrar que después de los errores y del perdón siempre había oportunidad para los inicios. Y que, en su caso, la separación era el comienzo de encontrarse.”

Mi Puntuación:
04 estrellas

100% Recomendado
logo chicoTRANSPARENTE

Anuncios

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: