[Mi Reseña] ‘Amos y Mazmorras VII y VIII’ de Lena Valenti

A1EUy-VR8rL._SL1500_

91mHO4k2E1L._SL1500_

Esperadísimo final de serie en donde por fin comprendemos que fue lo que separo al Príncipe de las Tinieblas de su Reina de las Arañas.

A través de los seis libros anteriores pudimos sospechar sobre el pasado de ambos personajes, llegándonos a sorprender cuando por fin descubrimos todo el entramado que género su tormentosa, pero fuerte, historia de amor… Ahorita les comento por qué.

Amos y Mazmorras VII y VII de Lena Valenti son los últimos libros de la serie del mismo nombre en donde una mujer con una infancia y adolescencia llena de tristezas y madurez prematura, lleva dentro de sí una necesidad que ni ella misma conoce.

Sharon Fieldman trabaja de mesera en un bar por las noches y vive junto a su abuela en Nueva Orleans llevando una vida sin sobre saltos y bastante monótona como las demás personas. Hasta que una noche conoce a Prince Steelman. Con una mirada oscura que pareciera ver a través de ella, logra despertar en Sharon una sensación que ni ella sabía que dentro de su alma habitaba.

Desde el primer momento en que se conocieron, las cartas se pusieron sobre la mesa y Prince le hizo ver a Sharon exactamente lo que quería de ella, logrando empezar una relación intensa y capaz de crear una nueva vida al lado de la persona a quien toda la vida llevas esperando a que aparezca.

“—Prince…—susurró dejando caer la frente contra su pecho—. Estoy asustada.

—No digas eso. Tú no le temes a nada.

—Sí, claro que sí —murmujeó insegura—. Todo esto es nuevo para mí.

—Y para mí. Pero no voy a darle la espalda. ¿Y tú? —Él besó su cabeza rubia para darle el sosiego y la confianza que necesitara.

—No.

—Entonces, dime que sí, Sharon. Entrégate a mí de verdad y no te arrepentirás. Deja los prejuicios y los reparos atrás. Tú y yo nos leemos. Nos conocemos. Hablamos con estos —se señaló los ojos—. Y con estos—deslizó los dedos por su pecho, y puso la mano sobre su corazón—.Este nunca miente. ¿Confías en mí?

—Sí.

—Entonces, ábreme la puerta —le ordenó.

—¿Y si digo que no?

—Tú por tú lado y yo por el otro. Conmigo es o todo o nada. El paso a paso y las inseguridades se las dejo a los demás.

—Pero, ¿y si sale mal?

—Olvídalo. Ese resultado entre tú y yo no es posible. Nos complementamos y somos almas afines, Sharon. No necesito toda una vida para darme cuenta.

Era tan bello que Sharon se quedaba sin aire al contemplarlo.
—No eres mi carcelero. Ni yo tu prisionera.

—No, por supuesto que no. Podrás irte cuando quieras. Pero te irás —afirmó con contundencia—, para no regresar. Abro las puertas de mi vida una vez, y las abro para ti. Solo para ti. Pero, si decides echarte atrás una vez empieces esta aventura conmigo, entonces, no volveré a tu vida, ni tú a la mía.

Valoró lo que el dominante le ofrecía. Le había puesto su corazón en bandeja. Se lo estaba ofreciendo. Su vida, su castillo, su felicidad. Todo. Ella solo tenía que aceptarlo y hacer de aquella vida del Príncipe, también la de ella.

Nunca se atrevió a soñar nada parecido. Prince le ofrecía el amor que anhelaba, la pasión que necesitaba, y las atenciones que ella requería y que nunca recibió. 

Y lo aceptaría, no porque quisiera todo aquello, sino, porque estaba tan loca por él que la verdadera locura habría sido rechazarlo.

—Sharon, maldita sea —gruñó sujetándola con firmeza para meterla en su casa—. Déjame que te refresque la memoria, y te recuerde por qué tú y yo somos inseparables.”

El amor entre ambos es inmenso, al punto de atraer la maldad con tal de separarlos. El engaño y la decepción detrás de quienes crees son tus seres más preciados logra lo inimaginado. El príncipe queda ciego ante lo que a todas luces parece una traición de parte de Sharon y su mejor amigo Lion Romano, helando su corazón y despreciando a su mujer en vez de creen en ella y sus ojos angustiados. El renacer de las cenizas de Sharon como la Reina que siempre supo que era le costó sangre, sudor y lágrimas debido a que solo por el amor verdadero era capaz de ser quien no era, y ¡mira como le han pagado!

Solo una situación extrema y de peligro ante desapariciones y muertes de seres queridos hace que esta pareja se una para llegar a la verdad y descubrir quién es aquel que está empeñado en hacerles daño. Tres días en los que el Príncipe estará en manos de la Reina. Los papeles se han cambiado, ahora quien domina es ella y él acepta encantado si es que con eso la mantiene a salvo.

Pero nada es más peligroso que enfrentarse al pasado porque si antes no quisiste escuchar la verdad, quizás ahora que la tengas delante sufras por lo que perdiste al punto de no saber cómo recuperar.

“—No he dejado de amarte. Ese corazón que tienes tatuado en tu brazo, no es el tuyo. Es el mío —musitó adelantando las caderas para penetrarla mejor—. Cerrado, impreso en tu piel. Me lo robaste, Sharon. Devuélvemelo o quédatelo para siempre.

—No —dijo ella en voz baja pasando sus dedos por el pelo negro y lacio de Prince.

—¿No qué?

—No te lo devuelvo. Es mío —sentenció acercándolo a su boca para besarlo de nuevo.

Ambos se miraron a los ojos. Prince limpió sus lágrimas con los pulgares y pegó su frente a la de ella.

—Tuyo para hacer con él lo que quieras. —No le llevó la contraria—.Tuyo para abrirlo o cerrarlo.

—Yo no tengo la llave —se encogió de hombros para después dirigirle una mirada de rendición y admisión—. Siempre la tuviste tú en tu poder. No importaba lo malo que fueras. Siempre me tuviste encerrada en tu calabozo —entrelazaron sus dedos, hasta que sus antebrazos se tocaron y sus tatuajes se unieron.

Sharon se empezó a mover con lentitud, rotando las caderas, arriba y abajo… Echó el cuello hacia atrás, y Prince aprovechó para llenarle la garganta de besos.

Hicieron el amor, en el suelo, entregados el uno al otro.

—Vuelve a mí, Sharon —le pidió luchando por retomar la respiración—. No he dejado de amarte. No importa lo que hagas o quién seas o qué hayas hecho. Yo siempre te amaré.”

Honestamente, este libro en diferencia con los seis anteriores, debo decir que es el más flojo de todos. ¿Por qué?, pues más que nada es debido a la trama que, si bien tiene de suspenso y acción, no es del mismo calibre que las anteriores. Pero no por eso es malo, si es que eso estás pensando. ¡Para nada!, ahorita te explico.

Escritas en tercera persona, ambas partes están firmemente enfocadas al romanticismo puro. A la intensidad del placer de ambos protagonistas y a la rendición total de dos amantes capaces de volverse locos por que tocan lo suyo y que sufren en carne propia la devastación del corazón por el orgullo herido y la pérdida de lo que más amas en el mundo.

Sí, hay acción, Si, hay armas, persecuciones y todo aquello que caracteriza a la serie, pero en si lo sentí gratamente más romántico y capaz de quitarte el aliento por la intensidad de las emociones. Es como el romanticismo de la vieja escuela con el fluir característico de la pluma de Valenti y diálogos cargados de romance, diversión, drama y mucha sinceridad.

Sabíamos que Sharon era imponente, decidida y capaz de poner de rodillas a cualquiera. En su propia historia conocemos su personalidad más afondo logrando descubrir una mujer que se hizo a si misma luego de tanto sufrimiento y capaz de enternecer a lector cuando debe cuidar a los que ama. Sensata al punto de confundir sus decisiones como si fuera temerosa del futuro pero que en realidad no da pasos en falso debido a que una vez que apuesta por algo, lo hace para no dar marcha atrás. La sentimos más humana, más real y conectamos completamente con su esencia en aquella escena de desgarre emocional cuando se atreve a decir su verdad en voz alta. Las mujeres de Lena Valenti son así y Sharon da la talla de principio a fin.

Ahora viene el primer ‘Pero’. Y es que yo de Prince esperaba mucho, por no decir MUCHISIMO. No es que este decepcionada sino que hay algo que le falta a este personaje y que en su propia historia no encontré y que hasta el momento no sé qué es para llegar a conectar con él. Intenso, enigmático, tierno y atractivo como el infierno, sí. Pero si comparamos, sus antecesores se lo llevan de encuentro. La escena final en donde comprende y se juega el todo por el todo, te deja hecha un mar de lágrimas pero aun así, a esta lectora le dejo debiendo un poquito. En conjunto, el príncipe y la reina funcionan y pues la historia entretiene y se disfruta hasta el final.

Secundarios… VARIOS. La abuela Margaret es la primera a quien quiero nombrar. Mencione que Sharon se muestras más humana en su propia historia y es debido a la presencia de este secundario que es el reflejo de lo bueno de nuestra protagonista. Una excelente participación que me dejo bastante conmovida. Volvemos a saber de las anteriores parejas y sobre todo el papel que tiene Lion en tanto problema. Los antagonistas fueron se podría decir sorpresivos pero a la vez obvios, y aun así me dejaron con la boca abierta luego de descubrir sus verdaderas intenciones. Es lo bueno de la lectura, que debes seguir leyendo aunque tengas sospechas de cómo son las cosas, ya que al final no todo es lo que parece y Lena logra jugar con el misterio de manera magistral.

Mención aparte tienen ‘Las Calaveras’. ¡Qué manera de dejarnos en suspenso! No tengo idea si es que Lena tiene intenciones de darnos más historias con toques de BDSM en los que muy bien podrían funcionar aquellos tres personajes, o si solo serán un enigma debido a aquella maldición que envuelve su historia que a mí me dejo con ganas por saber más sobre su pasado y la mujer que pueda liberarlos. Si Valenti tiene intenciones de hacer un spin-off con ellos, pues que hable ya, que la espera se me va a hacer enorme.

No tenemos epilogo, y creo que esta vez sí me hizo mucha falta. Al ser final de serie creo que hubiese sido bien recibido un vistazo fugas de como quedaron las historias de todos nuestros protagonistas y así cerrar el último libro tranquilos. Supongo que ya no había mucho que contar. Todos están bien y pues ojala y sigan cogiendo a los malos bajo sus propias normas lejos de tanta corrupción que tuvieron la desgracia de presenciar.

Una serie que es, para mí, obligada para leer en el género romántico, y que estoy segura a nadie va a defraudar.

Mi Puntuación:
04 estrellas

Excelente.
logo chicoTRANSPARENTE

Anuncios

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: