[Mi Reseña] ‘Inconsciente’ de S.C. Stephens

91QTokJZoDL._SL1500_

Qué difícil debe ser construir una historia de amor desde la desconfianza, la traición y porque no decirlo, desde la inmadurez. Este libro nos muestra un camino tan complicado que es casi imposible no desear dejarlo todo y seguir tu camino sin mirar atrás. Muchas cosas que criticar y por supuesto, también para aplaudir. Y aunque muchos critican más a la protagonista, yo en lo personal en cierto punto, la entendí… Ahorita les comento por qué.

Inconsciente’ de S.C. Stephens es el primer libro que leo de esta autora y también el primer libro de la Serie con el mismo nombre en donde todo comienza con un amor grandísimo entre dos jóvenes que creían que lo que sentían el uno por el otro era indestructible. Cruzar medio país y un viaje en carretera era el precio justo a pagar para Kiera Allen si es que de esa forma podía estar al lado de Denny, su primer amor y el novio soñado que estaba segura amaría hasta el final. Donde él vaya, ella lo seguiría. Y para Denny su carrera y crecimiento personal era muy importante, y tener a su novia a lado lo hacia invencible y capaz de enfrentarse a cualquier adversidad.

La estabilidad de la relación hacen que Kiera como persona no salga nunca de su zona de confort, por ello es casi comprensible como al llegar a su nueva ciudad, el compañero de casa de ambos, arrase con toda su cordura desde el primer momento en que lo tiene enfrente. Con un sincero aprecio por Denny y sin dudar ni un momento en ayudar a su amigo cuando le pidió alojamiento cuando más lo necesitaba, Kellan Kyle es una fuerza imparable de seducción y sensualidad incapaz de ser ignorada. Su sonrisa traviesa y su mirada azul que parece esconder todas tus fantasías, tambalean el mundo en el que Kiera ha vivido toda su vida, logrando anhelarlo, aun cuando sabe que todo lo que él representa lo tiene prohibido por estar comprometida con alguien más.

Pero la atracción se hace más grande y la conexión parece ser inevitable. Es como si dos mitades destinadas, por fin se encontraran luego de un largo viaje. La estrella del Rock que parece no sentirse afectado por nada y la novia de su mejor amigo quedan en evidencia cuando de repente, Denny pone por encima de novia su trabajo y superación personal. Solo fue un breve instante, que quizás para muchos puede resultar banal y sin importancia. Pero la vida de estas tres personas cambia cuando todo tiene que seguir su rumbo y lo que ven como lo correcto, es el inicio del caos, la mentira, la culpa y aunque parezca imposible, el amor más visceral.

“—¿Te hago daño? —preguntó en voz baja.

—Todos los días… —respondí también en voz baja.

Guardó silencio unos minutos, y luego dijo:
—No pretendo hacerte daño. Lo siento.

Confundida, dije sin pensar:
—Entonces, ¿por qué lo haces? ¿Por qué no me dejas tranquila?

Arrugó de nuevo el ceño.
—¿No te gusta estar así… conmigo? ¿Ni siquiera… un poco?

Su desconcertante pregunta hizo que se me encogiera el corazón.
—Sí…, pero no puedo. No debo. No es justo… para Denny.

Asintió, sin dejar de fruncir el ceño.

—Cierto… —Suspiró y dejó de acariciarme el pelo—. No quiero hacerte daño…, ni a ti ni a Denny. —Calló durante unos minutos, mirándome con gesto pensativo. Yo no podía articular palabra. Sólo era capaz de observarlo mientras él me miraba a mí. Por fin dijo—: Dejémoslo así. En un simple flirteo. Procuraré no propasarme contigo. —Suspiró de nuevo—. Un flirteo amistoso, como solía ser…

—Kellan, creo que ni siquiera deberíamos…, no desde esa noche. No desde que hemos…

Él sonrió, quizás al recordar ese episodio, como lo había recordado yo, y me acarició la mejilla.

—Necesito estar cerca de ti, Kiera. Ésta es la mejor solución que puedo ofrecerte. —De pronto, sonrió pícaramente y su intenso atractivo sexual hizo que mi corazón se pusiera a latir de nuevo con furia—. O podría tomarte aquí mismo, sobre el sofá. —Me tensé sobre sus rodillas y él suspiró—. Era una broma, Kiera.

—No creo que fuera una broma, Kellan. Ése es el problema. Si yo accediera…

Sonrió con un gesto encantador.

—Haría lo que me pidieras —murmuró.”

Al darse cuenta de su error, Denny cree poder arreglarlo todo con su retorno, y el error de Kiera empieza a taladrar su cordura recordándole que gracias a su inmadurez y poco dominio de sí misma solo ha conseguido que el, hasta el momento, amor de su vida renuncie a las metas que lleva toda la vida queriendo lograr. Y Kellan no puede soportar haber tocado por fin aquel cielo que tanto ha querido alcanzar para que luego se lo arrebaten como todo en la vida.

Una infancia aterradora, un pasado lleno de necesidad oculto bajo capaz de desinterés y sexo casual solo hacen que la estrella de los D-Bangs se aferre con uñas y dientes a la sensación de sentirse querido por primera vez, aunque eso lo destruya y lo salve al mismo tiempo. Kiera logra conocer al verdadero hombre debajo de la máscara de sensualidad sin poder evitar destruir la vida del novio perfecto y el mejor amigo que ambos nunca podrán encontrar.

Ir, venir, subir y bajar. Esconderse, mentir, suplicar, herir, disfrutar, reír, amar. Kellan o Denny. La emoción y lo nuevo. La estabilidad y la seguridad. ¿Se puede amar a dos hombres por igual? Alguien saldrá lastimado inevitablemente, y en este camino… no hay vuelta atrás.

“—¡Está claro que mentí, Kiera! —respondió gritando también—. ¡Es lo que suelo hacer, por si no lo habías notado! ¿Qué más da? Ella me deseaba, tú no. ¿Qué te importa que yo…?

—¡Porque eres mío! —grité sin querer. Por supuesto, no era realmente mío…

El silencio que se hizo de golpe en la habitación era ensordecedor. Kellan se puso pálido, y luego, lentamente, su furia fue en aumento hasta que me espetó:

—¡No lo soy! ¡DE ESO SE TRATA JUSTAMENTE!

—¡Me mentiste! —grité.

—¡Ya te he dicho que suelo hacerlo! —contestó cabreado.

—¿Por qué? —pregunté.

—Porque tú me hiciste daño… repetidas veces. Y yo quería hacerte daño a ti.

—Jamás quise hacerte daño, Kellan…, ni a ti ni a él. —El silencio del cubículo reverberó hacia mí y caí de rodillas, en el centro de la habitación. Estaba agotada debido a la vorágine de emociones que me había invadido: la culpa, la excitación, el dolor, la emoción y la ira. Apenas recordaba lo perfecto que me había parecido todo al principio, antes de que yo lo estropeara. Kellan se arrodilló en el suelo frente a mí y tomó mis manos en las suyas.

—Ya no importa, Kiera. Las cosas son como deben ser. Tú estás con Denny y yo…, yo… —Tragó saliva.

Añoraba cómo había sido todo, lo tierna que había sido nuestra relación antes de que Kellan me demostrara primero frialdad, luego una pasión al rojo vivo y ahora… No sabía lo que me demostraba ahora. Dije sin pensar:

—Te echo de menos —musité.

Cerró los ojos y apoyó su frente en la mía. Vi con claridad el esfuerzo que debía hacer para reprimirse, y yo no quería…

—Kiera, no puedo… —Tragó saliva de nuevo—. Está mal, no eres mía.

Me alegré al oírle decir la palabra «mía», y me odié por ello. Sintiendo que en mi fuero interno estaba de acuerdo con él, murmuré:

—Sí lo soy. —Un momento, eso tampoco era lo que quería decir…

Él emitió un sonido extraño y empezó a respirar de forma entrecortada.

—¿Estás…? —Musitó tan bajito que apenas le oí. Me miró y vi que la pasión ardía de nuevo en sus ojos—. Te deseo tanto…

—Tú tenías razón, no somos amigos. Somos mucho más. Quiero estar contigo, Kellan. Quiero ser tuya. Soy tuya. —Era cuanto sentía en ese momento, lo único que se me ocurrió decir. En ese instante, él constituía todo mi mundo. Nada existía para mí salvo él, y no quería seguir resistiéndome a él. Estaba cansada de luchar contra estos sentimientos. Deseaba ser suya… en todos los sentidos.”

¿Saben cuál es el problema principal de este libro?

Está escrito en primera persona. Así, no hay más. Que después la autora se haya dado cuenta de ello y tratara de enmendar el error con un libro más corto después desde la otra perspectiva de Kellan no es suficiente. ¿Y saben por qué? Son demasiados los temas que Stephens pone en el tapete y demasiados los afectados como para abarcar todo de esta forma.

Dominado enteramente por los pensamientos, inseguridades, inmadurez y perspectiva de la protagonista en discordia, este libro atrapa y no puedes dejar de leer hasta no saber quién descubre primero la verdad y sobre todo porque, a pesar de tener una narrativa primaria y plana, logra avanzar y entretejer una relación complicada nacida de la traición para convertirla en una inolvidable historia de amor. Pude no estar de acuerdo en muchas de las decisiones, inclusive tuve que dejar de leer cuando cierto momento supero los límites de la palabra ‘infidelidad’. En esta primera parte de la serie, nadie sabe lo que quiere y mucho menos aquellos de los que esperas tengan el norte bien definido. Un día me voy, y al otro día regreso, Un día te amo, y al siguiente te detesto. Complicado hasta decir basta y una lectura que, aunque parezca una liviana, disfrute y también me remeció por igual.

Y me atrevo a acotar algo más. El uso extremo de la palabra ‘bajinis’ pudo con mis nervios muchas veces, y es que leerla en medio de un momento tenso y dramático no es nada agradable y espero nunca más tener que cruzármela en un libro porque estoy segura de que terminare destruyéndolo o tirándolo lejos de mí en algún lugar. Así de intensa soy. Pfff.

Kiera es todo lo que no esperas encontrar en una protagonista de novela romántica. No sé porque me da la sensación de que así lo planeo la autora desde el inicio. Por ello, de verdad espero su evolución. Por ciertos momentos puedes pensar lo peor de ella y eso le da un toque distinto a lo que normalmente leemos en el género. De por sí, este libro es distinto a lo que siempre leemos en el género y aunque te sorprenda, la entendí aun cuando más retorcida e inmadura resultaba ser su personalidad e incluso cuando no tiene ninguna idea de lo que realmente quiere. Sus inseguridades y el concepto tan bajo que tiene de sí misma es su principal debilidad lo que le impide tomar decisiones racionales al momento de no querer ‘dañar’ según se perspectiva, a los demás. En resumen, una joven que tuvo que salir de su ciudad natal para recién empezar a conocerse de verdad y darse cuenta que la vida apesta, aun en los libros de romántica, si es que no te obligas a ti misma a madurar.

Kellan Kyle es un cliché. Y aunque estén a punto de aventarme piedras las ‘Kellan Lovers’, esto es algo que se debe de admitir al momento de analizar un libro como este. Aun así, eso no quiere decir que ser un cliché sea malo. Es más, es imposible quedarse indiferente ante tremendo personaje al que estoy segura, me tomara un buen tiempo superar. Conocerlo a través de los ojos de Kiera es darse cuenta de que anhelamos a un hombre así. Sexy, guapo, divertido, encantador y capaz de hacernos soñar. Pero descubrir que sufre y que solo quiere encontrar la conexión con otro ser humano que tanto tiempo le fue negada, logra calar dentro del lector comprendiendo porque no le importa nada meterse en una relación con tal de conseguirlo.

A esto me refiero cuando digo que no se debió escribir este libro en primera persona. Lo que Kellan tenía en la mente al momento de aferrarse con uñas y dientes a una relación tortuosa, aceptando migajas de afecto solo para sentirle luego mal por disfrutar de algo que no es suyo, es algo que teníamos que descubrir al momento de presenciar todo aquel embrollo en el que los tres protagonistas se estaban metiendo.

Y si hay algo que resaltar serían los momentos en que lo vemos como el vocalista de los D-Bangs. La descripciones de Kellan entregado al arte es casi palpable, descrito de manera tan real al punto de creer realmente de que Kellan Kyle, quizás, si existe en algún lugar. Como dije, este libro tiene cosas que criticar, pero lo antes mencionado es un ejemplo de aquello que debemos mencionar como magistral. Estupendo.

Secundarios…. Infinidad. No voy a explayarme mucho, lo prometo.

Hubiese sido más fácil si Denny hubiese sido un novio malo, quizás infiel o hasta intratable, pero la autora nos lo pone más difícil al hacer de él una persona ideal. Su presencia hace que la protagonista se vea mezquina en algunas oportunidades por ser tan romántico y cariñoso. Incluso llegas a pensar que Kiera no se merece tanta suerte por tener a ambos hombres peleándose por ella. Aun así, en mi opinión, su participación en aquel momento en el cambia la vida de los tres es crucial ya que se permitió a si mismo ser egoísta por una vez y todo resulto mal. Un personaje que a simple vista no es tan intenso pero que esconde muchas capas que poco a poco iremos descubriendo según vamos leyendo y conociéndolo. No le cambiaría nada, ya que su carácter amable y explosivo cuando no te lo esperas va perfecto con la trama en su totalidad.

Los D-Bangs son una mención aparte. El grupo de Rock de Kellan es sin duda una mezcla de personalidades que a veces no tienes ni idea de cómo se pueden mezclar con tanta facilidad. Evan es caballeroso y amable, Matt es tímido y cordial. Y como no hablar de Griffin, quien se lleva nuestra atención de inmediato, porque a pesar de la imagen que nos brinda, estoy segura de que algo oculta o quizás es más profundo de lo que el lector puede imaginar.

Los demás personajes complementan muy bien esta tormentosa historia de amor, dándome cuenta que la mayoría existe para complicarla más que acompañarla, al punto de hacer la lectura más interesante debido a los obstáculos que nuestros protagonistas deben enfrentar. Me ha encantado aunque hubiese sido mucho mejor si es que estuviese escrito de una manera más amplia y que abarque los sentimientos y pensamientos de todos los involucrados a la par.

En esta primera parte no tenemos Epilogo pero el ultimo capitulo nos hace pensar que la historia en realidad abarca muchos años de vaivén emocional. Caí rendida ante este amor tan complicado que empieza con la atracción y que continua con un amor capaz de enfrentarte a tus miedos más intensos. Ahora queda crear confianza. Otro camino difícil de recorrer debido a todo lo que hay detrás de los protagonistas y que sin duda traerá más problemas al momento de quererlo atravesar.

Tres estrellas por lo negativo ya comentado, pero si me baso en los toda la carga emocional, le daría mil estrellas por todo lo que me hizo sentir Kiera y Kellan cuando daban rienda suelta a su amor aun sabiendo que estaba tremendamente mal.

Mi Puntuación:
03 estrellas

Sigo con el siguiente de inmediato.
logo chicoTRANSPARENTE

Anuncios

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: