[Mi Reseña] ‘El Infierno de Gabriel’ de Sylvain Reynard

02

Luego de cierto libro y sus cincuenta sombras, una tendencia apareció dentro del género romántico. Y aunque esta tendencia no descubrió la pólvora, cada una de las historias que empezaron a publicarse tenía un toque personal ideal para analizar y disfrutar. Inspirado en aquel poeta que adoraba a la distancia a la que él consideraba símbolo de la compasión y la pureza, la historia de este Dante y su Beatriz de la era moderna nos deja a muchos, incluyendo a esta servidora, conmovidos y muy complacidos. Ahorita les comento por qué.

El infierno de Gabriel’ de Sylvain Reynard es el primer libro de la trilogía ‘Gabriel’s Inferno’ y es el inicio de un viaje hacia el perdón, la misericordia y el amor.

Un día particularmente gris, donde el eje de varias vidas deja de existir, Julia y Gabriel se ven en la Universidad de Toronto. Él es un profesor experto en Dante y la Divina Comedia y ella es una estudiante universitaria que llego a aquel seminario con la intención de conseguir los créditos necesarios para luego continuar sus estudios de doctorado en la misma especialidad.

Es innegable que la presencia de Julia altera mucho a Gabriel y su sombrío mundo. Lo intranquiliza, lo estresa y lo inquieta. Y es que a veces no hace falta gritar para demostrar los errores que otros están cometiendo. Gabriel es más consciente de la fealdad de su alma cada vez que Julia está cerca, sobre todo por la capacidad que tiene de ser paciente y perdonar. Es feliz con cosas pequeñas que la hacen florecer y Gabriel se hace adicto a Julia, a su imagen, al olor que emana y a su sonrisa cálida y pura, complicando aún más su vida, porque además de compasiva, Julia también le está completamente prohibida.

Gabriel no se imagina que mucho antes de ese momento, él ya había sido testigo de la magia de sus ojos castaños y del regalo que significa su presencia cada vez que sus caminos coinciden en la vida. Ya una vez ella logro salvarlo, solo que Gabriel está demasiado nublado por el odio así mismo y la cantidad de pecados que él cree que nunca serán perdonados, como para reconocer que es ella aquel recuerdo puro que hasta el momento él creía que solo era un sueño…

“—¿En qué piensas? —preguntó ella, cambiando de postura y acurrucándose a su lado, muy cerca de él pero sin llegar a tocarlo.

—Pensaba en lo mucho que te he esperado. Esperaba y esperaba y nunca llegabas—respondió él con una sonrisa melancólica.

—Lo siento, Gabriel.

—Pero ahora estás aquí. Apparuit iam beatitudo vestra.

—No sé qué significa —contestó tímidamente.

—Significa «ahora aparece tu bendición», aunque debería ser «mi bendición», porque soy yo el que recibe la bendición de tu presencia. —Gabriel la abrazó. Pasándole un brazo por detrás, la sujetó por la cintura, abriendo los dedos—. Durante lo que me quede de vida soñaré con tu voz susurrando mi nombre.
Julia sonrió en la oscuridad.

—¿Te has quedado dormida alguna vez entre los brazos de un chico, Beatriz?
Ella negó con la cabeza.

—Pues me alegro de ser el primero. —Cambió de postura para que le apoyara la cabeza en el pecho, cerca del corazón. Su delicado cuerpo encajaba a la perfección a su lado—. Como la costilla de Adán —murmuró Gabriel contra su pelo.

—¿Tienes que marcharte? —susurró Julia, acariciándole el pecho con dedos vacilantes.

—Sí, pero no esta noche.

—¿Volverás? —Su voz era casi un gemido.

Él suspiró profundamente.
—Mañana seré expulsado del Paraíso, Beatriz. Nuestra única esperanza es que tú me encuentres. Búscame en el Infierno.”

El camino por el infierno parece no tener fin para el profesor que se oculta tras todas las clases de pecado, consiguiendo en Julia una forma de tomar un nuevo rumbo para su alma. El temor a perderla una vez que ella sepa la realidad que tanto tormento abarca, lo lleva a callar y esperar. Y mientras su Beatriz toma forma entre sus brazos, y con el firme propósito de hacerla más fuerte con el amor que él tiene toda la intensión de darle, infinidad de obstáculos se ciernen sobre ellos en donde todos coinciden que Gabriel no se merece la luz de Julia, queriendo luchar contra la corriente, para así hacerse merecedor de ella.

Un secreto, un amor, un infierno. Un ángel oscuro que solo quiere amar y adorar a la musa que una vez lo salvo y que creyó que solo existía en sus más anhelados sueños.

“—No te merezco —susurró él.

—Tal vez. Tal vez no nos merezcamos el uno al otro. Pero puedo elegir a quien quiero amar. Y te he elegido a ti.

Gabriel frunció el cejo, como si le costara creerlo.

—Por favor, deja que te ame. —La voz de Julia se quebró al decir las últimas palabras.

—Como si pudiera plantearme una vida sin ti.

Gabriel la atrajo hacia él, uniéndolos con la fuerza de la desesperación de su alma torturada.

Lo que sentía era la fuerza del deseo, de la necesidad, de la desesperación y de un amor incondicional y muy profundo, que se había liberado al contarse sus secretos más ocultos y oscuros.

Gabriel sintió el amor de Julia en sus besos, en sus abrazos, en cómo le acariciaba la nuca, la superficie del tatuaje y le besaba el pecho con la boca abierta. Sabía que se lo daría todo. Haría cualquier cosa para librarlo del dolor, incluso ofrecerle su cuerpo.

«El sacrificio de Isaac.»

Con dedos temblorosos, ella se desabrochó los botones de la blusa y la dejó caer por los brazos. El grito ahogado de Gabriel fue un eco del sonido de la seda deslizándose hacia el suelo.
Julia era su redención.”

Desde que empiezas a leer este libro te das cuenta que por más moda que haya logrado sacarlo a la luz, la manera en que está escrito y el contexto que lo inspira y lo refleja en la vida de ambos protagonistas, te sorprenden por tener una narrativa tan armoniosa y tan bien cuidada. Lo que me gusta de este libro es que está escrito en tercera persona y contrasta muy bien con la obra que lo inspira. El infierno de Dante es utilizado por Reynard para brindarnos una historia de amor que empieza sombría para luego emocionarnos cuando la redención está casi cerca para el profesor atormentado por los errores pasados.

El contexto religioso es algo que no se puede dejar de mencionar debido a que es bastante obvio que el autor manifiesta sus propias creencias al momento de demostrar cómo es que actúa ese ser supremo dentro de la atormentada vida de Gabriel y Julia, ayudado también con hermosas referencias a libros y pasajes de poemas cada uno más conmovedor que el otro. La música juega otro papel importante dentro de la historia cuidadosamente escogida para ambientarnos dentro de cada escena. Son infinidad de cosas que podemos mencionar de la trama que nos dejan sin palabras, pero lo antes mencionado es suficiente para resaltarla y por supuesto adorarla.

Julia Mitchell es amada y odiada dentro de la cultura lectora de novela romántica. Un llenado de virtudes que hay que reconocer llega a ser cansino en ciertos momentos pero que en lo personal lo sentí aceptable debido al tema en el que se desenvuelve el libro. Ella tiene muchas cosas que superar, muchos traumas que curar y una personalidad rota y débil que poco a poco fortalecerá gracias al amor y al perdón. También tiene una historia pasada por afrontar sorprendiendo al lector de tal forma que a pesar de todo lo ya mencionado, consigue conectar con ella y desea su crecimiento personal. Tímida, insegura, cautelosa, compasiva y con una personalidad llena de humildad.

Gabriel Emerson es un pecador. Él se define a sí mismo como un imán para el pecado y que constantemente los practica todos debido a su interior autodestructivo e incapaz de perdonarse el más oscuro de sus delitos. El personaje masculino más intenso que se puede encontrar en un libro de este género y que sorprende primero con una personalidad malévola y desdeñosa. Encontrar a Julia le da una nueva perspectiva a las cosas, empezando a creer que los milagros si pueden de verdad ocurrir incluso a una alma tan negra y oscura como la suya. Su afán por conquistar a Julia y la capacidad que desarrolla por proteger a la mujer que está seguro ama con locura anteponiendo su bienestar en todo momento evitando cualquier daño que hasta el mismo podría causarle, hacen del profesor un personaje impactante e inolvidable. Gabriel Emerson no es fácil de superar y para nuestra sorpresa, tampoco es que pongamos mucho esfuerzo en lograrlo. Encantador a su manera y con la capacidad de quitarte el aliento con cada una de sus inversiones y actos.

Secundarios… muchísimos. En sí, este primer libro está centrado en los protagonistas y en su largo camino, pero si yo tuviese que decantarme por alguno en particular seria en el amigo de la protagonista, Paul Morris. Inspirado en Virgilio, es la apuesta segura, la estabilidad y la amistad sincera hecha persona. Un alma tan pura como romántica que trata a Julia como un amigo preocupado y realmente encantador.

La sombra de una ex amante, la maldad de un ex novio y el egoísmo y capricho de una mujer acostumbrada a conseguir lo que quiere a toda costa, son solo unos de los antagonistas que también complementan el infierno de Dante logrando mantener al lector enganchado a la trama para así saber si llevan a cabo todos sus malvados planes. Cada secundario está muy bien presentado encajando a la perfección con la trama complicada que acompaña a los protagonistas.

No quiero dejar de mencionar un momento cumbre, que en lo personal, me dejo altamente cautivada. Aquella conferencia de Gabriel sobre la lujuria en el infierno de Dante en la Divina Comedia me dejo sin palabras haciendo de esta historia única y especial. Todo el libro está lleno de momentos así de sensibles y armoniosos que te encogen el corazón de manera total y agradablemente intensa. Estupendo.

El final es el esperado pero queda abierto a muchas posibilidades, todas más buenas que las otras, para esta pareja que ha esperado mucho para consumar el amor que los invade cuando están en los brazos del otro. La trilogía al completo está catalogada al completo como ‘erótica’, pero yo sinceramente, creo, que esta primera parte va mas allá, por estar enteramente centrada en las emociones, pesares y sentimientos que dos almas torturadas debieron superar antes de entregarse por completo una vez que se supieron todos sus secretos.

Un libro maravilloso, me atrevo a decir que educativo por todo lo que llegas a aprender de Dante, su comedia divina y la infinidad de referencia literaria necesaria para darle a este libro el énfasis casi místico al perdón y a la redención.

Mi Puntuación:
04 estrellas

Es simplemente maravilloso.
logo chicoTRANSPARENTE

Anuncios

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: