[Mi Reseña] ‘¿Sabes que te quiero?’ de Alexia Seris

12038717_1629377720647873_5056446101598087939_o

Escoger lecturas de fin de semana no es fácil. A veces quieres algo intenso o quizás algo que te haga escapar por completo de la realidad. Esta vez yo quería algo ligero y que se leyera de un tirón y tengo que agradecer al cosmos que con este libro eso es justo lo que encontré. Ahorita les comento por qué.

¿Sabes que te quiero? de Alexia Seris es el primer libro que leo de esta autora y en su relato retrocedemos el tiempo a los noventas, donde una adolescente llamada Inés vive una vida sin color y sin ningún tipo de amor fraterno a su alrededor ya que su familia estaba prácticamente ausente. Su mejor amiga es sin duda lo único que le brinda algo de alegría a sus insípidos días y como si alguien hubiera escuchado sus ruegos, de manera imprevista aparece Nicolás Heredia en su camino, dándole todo el cariño que nunca creyó fuera posible recibir siendo todavía una niña.

El amor entre ambos se hace grande e intenso de inmediato entre libros, salones de clase, recreos y paseos cortos, no pudiendo hacer nada por evitar que aquel amor perfecto, en algún momento tuviese que terminar. El destino separa a Inés de Nicolás pensado que lo que había entre ellos no dejaba ningún cabo suelto, solo para que luego Inés se diera cuenta de que ahora, sin Nicolás todo daría un completo giro y se hallaría completamente sola en el mundo y con un hijo a cuestas como único recordatorio de todo aquel romance idílico que tanto disfrutaron.

“—¿Por qué me has traído aquí?

—Para desayunar.

—Nicolás…

—Nico —repuso él con una sonrisa.

—Nico —concedió ella—, dime lo que quieres.

—Recuperarte —sentenció y a ella se le secó la boca.

—Eso no puede ser —no sabía si se lo decía a él o a ella misma.

—¿Por qué no? ¿estás casada? Porque no veo ningún anillo en tu dedo —dijo mientras le cogía la mano derecha.

—No estoy casada —retiró su mano de entre las de él, ese pequeño roce la había dejado sin aliento.

—¿Tienes pareja estable? —Insistió mirándola intensamente a los ojos.

—No —nunca mentía y no iba a empezar con él.

—Entonces no veo el problema Irene, yo tampoco tengo pareja —dijo apoyando los codos en la mesa y entrelazando los dedos.

—Tengo responsabilidades —susurró.

—Yo también —él también bajó la voz, aunque no estaba seguro de a qué se refería ella.

—Nicolás… —Advirtió.

—Nico —presionó él y eso la sacó de sus casillas.

—¡Basta ya! Ya no eres Nico, eres Nicolás. Han pasado quince años, te fuiste sin mirar atrás, me quedé sola y destrozada y me niego a pasar por lo mismo de nuevo —perdió todo control y estalló sacando parte del profundo dolor que le destrozaba el alma, se levantó furiosa con la intención de irse.

—No te vayas… por favor Irene, quédate y desayuna conmigo —le suplicó mientras le sujetaba el brazo, ella lo pensó durante un segundo y finalmente volvió a sentarse.
Una parte de ella no quería alejarse nunca más.

—Me fui, pero no sin mirar atrás. Dejarte casi me destruye y como puedes comprobar, después de quince años, aún no puedo dejar de pensar en ti, yo también sufrí mucho.

—Eso lo dudo —dijo con los ojos llenos de lágrimas.

—No lo dudes Irene, no tengo motivos para mentirte y para ti siempre seré Nico.”

El tiempo pasa y las heridas parecían haber sanado solo para volver a sangrar quince años más tarde cuando Nicolás regresa y no sabe absolutamente nada de la mujer que logró cautivarlo hace tantos años. Verla le causa un impacto profundo en el alma sacando a flote todos aquellos sentimientos que pensó eran cuestiones pasadas. Nunca había podido olvidarla a pesar de la distancia que los separaba y su determinación por recuperarla lo hizo tomar el toro por las astas.

¿Por qué Inés se negaba a reconocer lo que a todas vistas era igual de intenso que cuando eran adolescentes?, ¿Por qué Nicolás sentía que Inés no estaba siendo totalmente sincera con él?

Habiendo encontrado a la mujer de su vida luego de tantos años estaba convencido que no debía dejar que nada los volviera a separar, sobre todo cuando el miedo y la desconfianza en uno mismo parecían ser los únicos obstáculos que impedían al destino de ambos avanzar de la mano. Cuando se ha perdido todo uno se aferra a la única cosa buena que tiene en su vida para salir adelante. Nicolás e Inés deben aprender a confiar, a entregarse, a desnudar sus almas para así ser completamente capaces de amarse.

“—¿Te arrepientes? —Nicolás la miró sorprendido y a la vez confuso, clavó sus ojos en ella, preguntándole con la mirada— de haber conocido a mamá.

—Sara, prefiero una vida en el infierno habiendo amado a Irene una sola noche, que diez mil vidas en el paraíso sin haberla conocido. Me enamoré de ella la primera vez que la vi y en aquel momento supe que ella sería la única.

—Me gustaría enamorarme así y que me amasen de esa manera.

—No te conformes con menos, hija mía. No hay nada en este mundo comparable a entregarle tu corazón a una persona que te ama.”

Como mencione, una historia sencilla con una pluma sin complicaciones que encuentra sus matices adecuados cuando juega de manera grata con el presente y con el pasado. El ritmo no varía, no decae, es rápido y obtenemos respuestas pronto. Sin perder nunca los sentimientos adecuados para cada momento. Me gustaron mucho los diálogos y la parte positiva que siempre parecía predominar en la historia al completo a pesar de lo triste que podían resultar muchas de las situaciones.

Puntos en contra se podrían mencionar algunas cosas que en su momento resultaban casi inverosímiles pero que al ser un libro no pueden llegar a ser imposibles, y la extrema ‘perfección’ de ciertos personajes se encuentran bastante tediosos. Cosas que mejorar no hay duda pero que no implican un problema total, dejándome a mi particularmente muy encantada por lo que me encontré al final.

Inés es el eje de esta historia. Simboliza la perdida, el miedo, la inseguridad pero también la reinvención como persona, la lealtad y la entrega, la espera, la paciencia, las ganas de amar y ser amada y por su puesto la amiga incondicional y que nunca falla. Por eso es triste ver como debate internamente consigo misma entre arriesgarse o renunciar a todo para no volver a salir lastimada, pero a la vez quiere romper con todo aquello que la asusta para al fin vivir el sueño de amar completamente. No pude evitar conectar con ella por muchas similitudes entre ambas, logrando hacerme derramar varias lágrimas cuando el miedo por perder lo único que tenía la amenazaba llegando al punto de sacrificar su amor de mujer poniendo por delante su amor de madre como lo más importante.

Nicolás es un sueño. La autora ha cuidado mucho de no mostrar a este personaje como un culpable sino como una simple víctima de las circunstancias que tiene todo el derecho del mundo de encontrar y recuperar aquello que el destino le obligo a dejar atrás. Un hombre que se hizo así mismo y que lucha de manera incansable cuando sabe que todo el esfuerzo valdrá la pena. Ame su pasión, ame su intensidad al amar y ame su sencillez, porque así es Nicolás. Un hombre sencillo que solo quiere una cosa de la vida y cuando la tiene en frente la defiende con todas las armas que puede.

Personajes secundarios, varios. Son muchos los que intervienen para que esta historia de amor se lleve a cabo siendo el más resaltante para mi Sara quien es un fiel reflejo de lo mejor de ambos protagonistas. Ama a su madre al punto de luchar por hacerla feliz y sobre todo me gusta como se muestra a si misma capaz de conseguir todo lo que quiere a base de sacrificio y esfuerzo. Eso me gustó mucho de ella y sin duda es el centro de atención en varios momentos cumbres de la historia, complementando con su presencia la trama principal de manera ideal.

De por si el final es bastante obvio pero la autora sabe darle el toque de drama ideal para que se refuercen los sentimientos que este libro quiere demostrar. Como ya dije esta historia es sencilla de leer y rápida de devorar pero es muy rica en sentimientos llegando a conquistar.

Un Epilogo que reafirma el amor, la fidelidad y el perdón nos deja satisfechos sabiendo que esta es una historia más que atesoraremos como un excelente recuerdo.

Mi Puntuación:
04 estrellas

3.5 Estrella en realidad
Preciosa historia para un fin de semana relax.
logo chicoTRANSPARENTE

Anuncios

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: