Saltar al contenido.

[Mi Reseña] ‘Tan solo un segundo’ de Virginia S. McKenzie

02Cuando vi ‘Pasión por el triunfo’ allá por los años noventa, supe que el patinaje sobre hielo era un deporte que también podía ser un marco perfecto para que se desarrolle una buena historia de amor. Este libro es una muy buena prueba de ello… ahorita les comento por qué.

Tan solo un segundo’ de Virginia S. Mckenzie es el primer libro que leo de la autora y una historia que empieza a contarse con la base de una tragedia. El futuro fantástico de Hannah se detiene en tan solo un segundo, convirtiéndolo todo en reproches, tristezas y lamentos por aquellos días que ahora solo son un recuerdo.

Pero una nueva oportunidad llega a su vida tomando la forma de su ídolo de juventud. Misha ha hecho del patinaje sobre hielo una extensión de su ser y lo necesita tanto como respirar. Pero no volverá a hacerlo sin ella, aquella joven que lo inspira, lo cautiva y que también muestra en su mirada la misma ansia por sentir el hielo como solo ambos saben hacerlo.

La atracción es evidente, pero el patinaje de parejas requiere mucha confianza. Tanta, que es necesario que Hannah y Misha se despojen de todos sus temores y así, quizás en un segundo, encuentren lo que tanto les hace falta.

Tan Solo un segundo 1

Y es que si, a simple vista podríamos pensar que es otra historia de amor que agregar a nuestro repertorio lector. ¡Craso error! No solo por los encantadores personajes que este libro tiene sino que además por la carga emocional que sus páginas encierran, es que me atrevo a decir que es una de las mejores historias que me he topado últimamente. El haber separado cada capítulo en diversas perspectivas ha sido la manera más acertada de contar esta historia que conlleva demasiadas emociones y que definitivamente necesitábamos conocer de primera mano. Eso le da al lector la capacidad de meterse en la mente de los protagonistas y de esa manera el corazón se nos rompe a pedazos.

Los diálogos jocosos y los momentos propios de la juventud han sido muy bien reflejados, y los secundarios son el complemento perfecto para la trama principal y la narrativa de la autora, poniendo tanta información sobre el deporte que enmarca el libro, muestra el gran trabajo realizado. Los detalles son precisos y no llegan a distraer. Me gustan mucho este tipo de libros que hacen que el lector pueda convertirse, en la imaginación, en el protagonista de la historia que está disfrutando con todo el corazón.

Hannah ha sufrido mucho, pero no ha perdido aquella chispa de la juventud que aun la caracteriza. Tiene un corazón de oro y queremos en todo momento que sea feliz y supere los malos momentos. Me emocione cuando sus sueños se volvieron realidad y sufrí y llore cuando su alma herida sangraba una y otra vez. Pareciera que es muy joven, que lo es, para enfrentar tanto dolor, pero a la vez es fuerte aunque no esté muy consciente de ello ya que le planta cara a las dificultades y las enfrenta lo mejor que puede.

Misha ha sido un enigma desde el principio. Y es que para ser un hombre insistente y terco, también tiene lo suficiente personalidad para hacerte reír y emocionarte con sus comentarios y acciones llenas de ternura. No sientes de golpe toda la carga que lleva encima, sino que poco a poco te vas dando cuenta lo dura que ha sido su vida. No me espere que su corazón albergara tanto dolor, tanta culpa. Y me encanto descubrir que está dispuesto a solucionar sus problemas con tal de apostar por un futuro que promete felicidad y amor constante. Un personaje que lo tiene todo para enamorarte y yo caí rendida… sobre todo en AQUELLA escena donde las paredes se destruyen y la verdadera alma de los protagonistas queda al descubierto. Los momentos cumbres de este libro me los dio Misha, y yo quede muy agradecida con eso.

Secundarios… varios. Nick es el primero que se me viene a la mente ya que es el personaje que más evoluciona luego de los protagonistas. Podemos ver varias facetas de sí mismo y somos testigos de cómo las emociones pueden también destruirnos. Nick es un ejemplo de vida (aunque sea un personaje ficticio) pero se me hizo muy real, muy identificable y un tremendo plus de este libro, sobre todo cuando lo juntamos con los momentos de Abby, la mejor amiga de Hannah. Y es que de ella podríamos hablar toda la tarde, pero me limitare a decir que merece la pena conocerla, solo porque es realmente un placer total llegar a compenetrarnos con ella.

El Epilogo no tenemos pero si una última reflexión por parte de uno de los protagonistas que nos llena el alma de esperanza. Las cosas pintan bien en el futuro, uno que deja de manifiesto que uno debe vivir intensamente ya que todo puede cambiar en tan solo un segundo.

Mi Puntuación: 4/5
4 cafes

Anuncios

1 respuesta »

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Follow Romance y Café on WordPress.com

COMPRA ORIGINAL EN:

ROMANCE Y CAFÉ en:

A %d blogueros les gusta esto: