Saltar al contenido.

[Mi Opinión] “I, Tonya”

01

Recuerdo haber visto este tremendo escándalo en las noticias, haya por el año 93. Yo tenía 10 años, no entendía nada pero si hay algo con lo que me obsesione a esa edad fue con el patinaje sobre hielo. Incluso ahora después de tantos años, no con la misma intensidad pero sí que veo las Olimpiadas de Invierno y me re-encantan las películas sobre patinaje sobre hielo donde los protagonistas viven el sueño de la medalla de oro y de paso, encuentran el amor. Y es que yo quería ser ellas, moría de ganas por ser tan agraciada y perfecta como todas esas princesas del hielo. Y ese es el problema de este deporte, en mi opinión. Ser menos que “perfecto” no es siquiera una opción, y esta película le saca la careta a toda esa ilusión.

Y es que la historia de Tonya Harding nunca fue perfecta y claramente esta película no busca disculparla de alguna forma, pero si muestra que en realidad nada es lo que parece. Ahorita les comento por qué.

‘I, Tonya’ de Craig Gillespie es un biopic que cuenta los acontecimientos en la vida de Tonya Harding. La primera patinadora sobre hielo olímpica en realizar el Triple Axe en una competición. Desde su infancia con una madre egoísta y agresiva, un padre ausente en el momento más determinante de su vida y conociendo el amor basado en la necesidad de afecto, llevándola a elegir a quien quizás fuera su más grande compañero pero a la vez quien destruyera su vida por completo.

Tonya era una buena patinadora, incluso llego a ser la mejor en toda la nación, pero no era lo que todos esperaban de una princesa del hielo. Con un temperamento explosivo y una actitud que iba en contra de las reglas establecidas, Tonya representaba todo aquello que el americano promedio quería ocultar. La prensa, la obsesión enfermiza de su marido y la vulnerabilidad de sus sentimientos hacen que todo se salga de control y lo poco que Tonya ha obtenido se desvanezca como un sueño, uno bonito, que no es más que una realidad espantosa para quien no sabe hacer otra cosa y sueña con obtener la gloria.

i tonya

Y es que esta película rompe con el molde ya establecido en este tipo de historias. Tonya es real. Un mujer que vivió y sigue viviendo con las heridas de una infancia difícil y que busca diariamente sentirse querida y realizada. Constantemente el reconocimiento se le escapa de las manos y solo su firme determinación la hace luchar por lo que realmente quiere. Las mismas dificultades y las circunstancias la hacen encontrar en Jeff todo aquello que su familia no le dio desde un inicio, y como no conocía otra cosa que la violencia, aceptaba las migajas de amor que solo un esposo maltratador puede ofrecerte.

La vida de nuestra protagonista no ha sido fácil y eso es lo que el director quiere que entiendas, pero su intención no es que te compadezcas de ella. Eso no. Solo que conozcas que la verdad tiene muchos matices y Tonya tiene la suya, completamente diferente a la que la prensa, hambrienta de titulares tiene y que se empeñaron en hacer de ella la malvada villana. En lo personal, me alegra saber que Tonya ahora está bien. Todo lo bien que se puede estar después de haberlo perdido todo. Estoy segura que Tonya se reinvento, porque eso hacen las luchadoras, las sobrevivientes.

La estética de la película es excepcional. Presenta los acontecimientos a manera de testimonios e inclusive llegamos a apreciar un verdadero contacto con los personajes cuando le hablan a la cámara y te miran de manera directa como si realmente te contaran directaente los secretos más siniestros. La música es fundamental, me gusto que utilizaran elementos de la época como clásicos del rock. Esa iluminación que la hace parecer una película de clase B ochentera le da una mística especial, que te explota en la cara ya que te recuerda que no es un cuento de hadas. Muy obsesionada me quedo con el ritmo del director al momento de plasmar flashbacks y puntos de inflexión, ya que te sorprenden y te dejan la boca abierta. Es de lo que más disfrute durante toda la película.

Mención aparte se merece Allison Janney. ¡Que tremenda actriz que es! Llega ganando todos los premios como actriz de reparto por interpretar a la mamá de Tonya y se los merece todos. La odias a tal punto que te parece imposible que realmente una persona así haya existido. Tan insensible, tan falta de empatía y tan… mala. No sé, quizás también es víctima de las circunstancias pero soy de la opinión de que cada quien elige su destino. Y cada quien decide que cosas dejas que te afecten y que no, y nada de lo que ella haya pasado justifica lo que es y lo que fue. Un personaje así es complicado y Aliison Janney lo interpreta de una manera estupenda.

Al ser un biopic, el final muestra lo que yo quería saber. Como ya comente, me alegra que Tonya ahora este bien. Me alegra haber visto esta película, me alegra saber que aun en épocas en la que la mujer aún era considerada un adorno había este tipo de personajes reales que, a pesar de las circunstancias son capaces de enfrentarse a lo desastrosa que puede ser la vida y logran reinventarse para que sus historias puedan inspirarte.

Mi Puntuación:
3 y medio cafes

Anuncios

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Follow Romance y Café on WordPress.com

COMPRA ORIGINAL EN:

ROMANCE Y CAFÉ en:

A %d blogueros les gusta esto: