[Mi Reseña] ‘La probabilidad del unicornio’ de Elena Castillo Castro

la posibilidad del unicornio cover

Hay historias que contienen ese toque casi mágico en sus páginas que hace que caiga rendida ante ellas desde el primer párrafo. Este libro se merece todas las estrellas, no solo por lo magnifico que es, sino porque el amor que aquí se cuenta esta basado en ellas… Ahorita les comento por qué.

La probabilidad del unicornio’ de Elena Castillo Castro es una de sus últimas novelas. Aquí nos encontramos de camino a Abbeville junto con Vera, quien está obligada a realizar un retiro casi “espiritual” lejos de todo lo que conoce luego de vivir una noche que se repite una y otra vez en su cabeza en forma de pesadillas.

En este pueblo no hay secretos y casi nunca pasa algo tan impresionante como que “una yankee de Nueva York” llegue por voluntad propia. El misterio sobre su historia crece conforme Vera va pasando el tiempo en aquel lugar alejado de la mano de Dios y es inevitable conocer a cada uno de sus habitantes, cada uno más pintoresco que el otro. Pero entre todos ellos, hay uno que destaca por su diferente modo de mirarla, por lo directo que es con sus palabras y sobre todo porque a pesar de estar tan enfrascado en realizar cálculos matemáticos para hallar la solución a un complicado laberinto, sin darse cuenta ambos se permiten así mismos dejarse llevar por lo que empiezan a descubrir cuando sus corazones se van a cercando, aun con el riesgo de que todo puede terminar en cualquier momento.

Y es que hay pocas cosas que no se pueden calcular, la probabilidades son infinitas, excepto cuando llega la persona indicada a tu vida. Y una vez que logras verla, debes luchar para poder unir el camino que te lleve a las estrellas.

la posibilidad de unicornio 1

Usar personajes tan diferentes y a la vez tan parecidos por la necesidad de encontrarse a sí mismos ha sido sin duda el centro de esta historia. A simple vista podría decirse que Ben y Vera no están destinados a encajar. Pero es aquí donde el título de esta novela cobra sentido, debido a que las probabilidades de encontrar lo que tanto necesitas, en circunstancias tan poco favorables (porque lo son) son tan pocas, que el corazón te insta a dejarte guiar por los sentimientos y así disfrutar de lo que el destino te tiene preparado. Pienso que la autora ha averiguado mucho para elaborar sus diálogos, sus momentos cumbres, los perfiles de los personajes y sobre toda, ha sabido elaborar una ambientación preciosa a base de descripciones bien llevadas, y de esa forma disfrutamos más de un amor tan improbable que cuando sucede lo sientes todo natural y hace que el corazón te lata desbocado.

La pluma de la autora fluye como un sueño en el que todo se muestra armonioso y nítido. Como una canción en una perfecta tonalidad o como una mezcla de colores que deslumbra a todo aquel que se atreva a presenciarlo. Estuve muy conmovida por cómo se fueron desarrollando los acontecimientos y como el amor va creciendo haciéndose tangible. Me sorprendió el crecimiento, la madurez y la nota de drama intenso que nos encontramos casi al clímax del libro. Todo a la medida justa, lo suficiente para mantenernos a la expectativa, resultando todo en un momento maravilloso y muy bien finiquitado. Claro que, si tuviera que quejarme de algo seria precisamente de este final un poco precipitado, brusco pero al que no le falto intensidad y se mostró lo suficientemente emocionante para no notar su tan fugaz paso.

Vera al principio me resulto un tanto egoísta. Y es que siempre fue ella y sus problemas. Ella y su aislamiento obligado, ella y su frustración. Ella y más ella durante unos cuantos primeros párrafos, pero creo que es necesario entrar en perspectiva en cuanto a su personaje tan cargado de pesares debido a que aún la tratan como a una niña a la que hay que corregir. En Abbeville es la primera vez que la hacen sentir una adulta de verdad y esa sensación es apabullante cuando no te han permitido prepararte para cuando ese momento llega. Y es maravilloso ver como la niña mimada despierta ante las circunstancias y descubre que lo más importante de la vida es amar y aprender a esperar. Se nota la evolución, se nota el crecimiento del personaje y yo disfrute mucho con su personalidad que lo da todo desde el primer instante, aun cuando es probable que mostrando todas sus cartas pueda salir lastimada. Así es Vera, entregada, intensa, apasionada y visceral. Con ella es todo o nada.

Lo de Ben no tiene nombre. ¡Que impresionante personaje! No solo por lo que representa su vida y su lucha ante la adversidad, sino porque la autora supo plasmar en él una personalidad complicada y a la vez simple que solo una esencia arrolladora como la de Vera es capaz de sosegar. La mente de Ben, como el mismo explica, va más rápido, piensa a un ritmo distinto y ve las cosas de una manera tan amplia que puede resultar agotador seguirle el ritmo, pero al mismo tiempo es un gran hermano y está siempre dispuesto a dar la mano, incluso aunque él quiera verlo como si solo fuese trabajo. Su intelecto quizás no reconoce el gran corazón que tiene, pero una vez que logra continuar con el llamado de sus sentimientos, es una delicia ver cómo puede emocionarte con una simple mirada o con una caricia. La mente de Ben va a mil por hora, pero su corazón tampoco tiene freno, y en su historia vemos como todo desemboca en el amor más sincero. Un personaje entrañable.

Secundarios. La autora ha sabido construir toda una ambientación que complementa la historia central de la misma forma que lo ha hecho con los personajes que acompañan su desarrollo en este pueblo pintoresco. Los Kimmel se roban nuestro corazón al instante, y el padre Oliver es la razón que nos pone en perspectiva en todo el desborde de emociones, pero es el grupo de amigos que Vera conoce en Abbeville lo que hace de la narrativa una completa maravilla. Un grupo de 6 chicos, cada uno diferente pero que han sabido complementarse uniendo sus vidas en una solidad amistad, los que nos brindan momentos únicos e inigualables, y si tengo que ponerme aún más intensa sobre este aspecto diría que la particular historia de Landon y Malia fue la que más expectativa me causa, incluso tanto como principal. Según leí de parte de la misma autora, piensa desarrollar esta historia más adelante, y yo realmente espero que así sea porque tiene toda la pinta de ser de esas que te dejan la mente marcada a fuego por la intensidad de los sentimientos.

En serio necesito un libro largo y grueso de Landon y Malia… a ver si se nos cumple el milagro en algún momento.

Como ya comente párrafos arriba, el final es un poco brusco. Eso no quita que sea todo lo que realmente esperaba. Yo soy de ponerme intensa cuando una historia me atrapa y quizás por ahí van mis pegas así que ni caso deberían de hacerme en este punto ya que al cerrar el libro me quede con una estupenda sensación.

Son 5 solidas estrellas las que se lleva esta historia. Y si pudiera ponerle más lo haría, sin duda alguna.

Mi Puntuación:
5 cafes

Anuncios

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: