[Mi Reseña] ‘Stars. Estrellas Fugaces’ de Anna Todd

oooo

Tarde un poco en terminarlo, debo admitir. Y no porque fuese complicado leerlo, sino que la vida real es así, te toma de la mano y no te deja descanso. Volviendo al libro, debo decir, que de verdad estoy bastante sorprendida con lo que me he encontrado. Ahorita les comento por qué.

‘Stars. Estrellas Fugaces’ de Anna Todd, es el primer libro de la trilogía ‘Karina and Kael, y también es el primer libro que leo de la autora.

Karina tiene veinte años y un trabajo sencillo en un centro de bienestar. Tras comprobar que la mayoría de las relaciones fracasan decide que sólo quiere una vida tranquila. Y eso significa seguir una estricta política de no-citas, que cumple a rajatabla… Hasta el día que conoce a su nuevo cliente, Kael y sus principios se tambalean. Poco a poco Karina se dejará llevar por el mundo de Kael, todavía sin saber lo que le espera…

Esta es una historia de amor infinita.

Stars 1

Como ya he comentado antes, si es que me siguen en redes sociales, yo de Anna Todd no he leído NADA. Todo ese impacto que tuvo, tanto negativo como positivo cuando ‘After’ vio la luz, nunca fue tanto de mi incumbencia, honestamente. Y cuando este libro se anunció, todo indicaba que había un cierto crecimiento, tanto en su manera de escribir como de construir personajes. Es decir, ya han pasado casi 7 años desde que Hardin y Tessa se dieron a conocer, así que la deducción lógica es que el crecimiento se vea plasmado en un nuevo trabajo. Y como no tengo con que compararlo, pues me quedo con lo leído en la actualidad. ¿El resultado? Pues que me ha encantado… mucho más de lo esperado.

El argumento es atrapante, el estilo narrativo es casi cadencioso, como si alguien te contara una experiencia dolorosa que pide a gritos ser expresada. Casi como un desgarro en el alma.

Creo que el punto principal que tengo que destacar es el contexto social en el que se desarrolla la trama. Hay un racismo tácito que la autora ha reflejado bajo la perspectiva de quien no lo reconoce desde el principio, pero que ahí está, como un fantasma que en cualquier momento llegara para asustar. Las vivencias traumáticas que sufren soldados que van a una guerra sin sentido, e incluso la autora se arriesga y habla abiertamente de trastornos de la personalidad, son de lejos temas que se ponen sobre el tapete y que poco a poco relacionamos con una pareja que se conoce, conecta, aprende el uno y del otro, pero que aún tienen muros que derribar.

Quizás mi única pega, que no es para tomarla muy en serio, es la narrativa en primera persona que limita y no deja entrar en la mente de quienes también tienen mucho que contar. Por lo demás, el ritmo es ágil y que no aburre con infinidad de descripciones y engancha debido a lo corto de sus capítulos. En mi opinión, si esto es lo que la autora ofrece ahora, siento que tiene una gran facilidad para acelerarme los sentidos y dejarme con ganas de más. La pena, el dolor de la ausencia y la culpa por las malas decisiones son matices que se sienten a través del papel y que se perciben a modo de escalera que empieza desde abajo con un encuentro casual, hasta llegar a lo más alto, en donde la felicidad parece haber sido encontrada solo para que todo caiga en picada. Brutal como todo encaja…

Mi otro problema con el libro es la portada… una vez más. Es demasiado colorida y demasiado “positiva” en comparación con la historia que se nos revela. Stars, es un libro melancólico, taciturno, gris y cargado de pena, tristeza, soledad y remordimientos. No sé si continuaran con esta tendencia en portadas para las otras partes de la serie, pero desde ya les digo que este libro no tiene nada que ver con el rosado, amarillo y verde. Es más bien azul como el cielo de la noche cargado de estrellas que luchan día a día por llegar a brillar.

Karina es una protagonista muy empática. He podido conectar con ella, poniéndome en su lugar sopesando cada paso que da. Todo el libro esta contado desde su perspectiva así que nos enteramos de lo que piensa, de su experiencias pasadas, su crianza y como ha desarrollado una necesidad de desapegarse de lo que ha sido su infancia, la cual ha sido de todo menos feliz. Entre cuarteles del ejército, villas militares y cientos de personas siempre en uniforme que cumplen su deber. Los pocos momentos de colores los tiene cuando su mamá estaba lucida y con ánimos de vivir, los cuales con el tiempo fueron muy pocos tal y como ella misma cuenta.

Ser hijo de padres depresivos nos hace inseguros ya que a simple vista no se ve una dolencia real, sino que todo tiene que ver con los cambios de ánimo que se reflejan en lo cotidiano, no sabiendo cómo actuar ante ellos. Se complica aún más cuando no tenemos conciencia de lo que está pasando, y confundimos la enfermedad con el desapego, el desamor y la indiferencia. Karina ha tenido que crecer con ello y el resultado es una chica que se busca así misma en la normalidad de su trabajo, su casa y la estabilidad. Trata en lo posible de no tener altibajos o que nada la coja por sorpresa. Y cuando las cosas se complican, se miente así misma diciéndose que está bien, que no pasa nada, para que la vida que ha construido no se rompa y llegue a un punto de no retorno, como le sucedió en la infancia. Tremendo personaje femenino que ha creado Anna Todd en este libro. Me encanto entrar en su cabeza y en su necesidad por no salir lastimada.

Y Kael... Ay madre… que belleza. En primer lugar, me sorprendió muchísimo que la autora eligiera una pareja interracial para desarrollar la historia, pero ahora no me la imagino diferente, ya que tiene una perspectiva distinta de la vida militar que Karina. Lo que pare ella significa la razón por la que su familia está rota, para él significa salvación. Tal y como él lo explica, la vida militar le dio a su madre la oportunidad de mejorar su calidad de vida; “El chico negro que salió de la pobreza y ahora cuida de su familia”. Cosa que contrasta en demasía cuando nos damos cuenta que las experiencias en la guerra son un costo muy alto a pagar.

Las heridas de Kael las notamos en su cuerpo, en su mirada, en su alma. La intensidad de sus intervenciones y en cómo se desata al momento de amar demuestran también la necesidad de conexión, de que busca algo y finalmente lo encuentra al lado de Karina, que es la luz de las estrellas en un cielo negro lleno de recuerdos. Como digo, este personaje es una delicia y me duele mucho que no tengamos un relato bajo su perspectiva. En el New Adult es casi necesario, pero bueno… es lo que hay y en realidad, no por ello se disfruta menos.

Secundarios, varios… El padre de Karina me resulto un personaje intrigante. Controlador y frio para ver la vida. Le da importancia al honor, al respeto y a la dignidad, pero es incapaz de brindar estabilidad emocional y amor a una familia destrozada. Supongo que él lidia con sus demonios a su manera, en mi opinión, bastante siniestra, ya que demuestra ser lo que no es y realmente resulta casi tenebroso.

Austin, el hermano mellizo de Karina es quizás el centro del asunto a resolver entre Karina y Kael. No tiene rumbo en la vida y todo parece importarle poco. Conforme avanzamos en la trama, sabemos que Austin no es ni de lejos un secundario más. Algo me dice que comparte la dolencia de su madre ya que las señales están y tan solo se requiere tocar los puntos adecuados para que todo acabe mal. Esperemos que no sea de esa manera.

Este libro es el primero de una trilogía, y sin duda quedo a la espera de lo que viene… porque hay varios personajes que no están terminados de desarrollar. Están casi pendientes por salir a la palestra y demostrarnos que toda historia puede sorprendernos con un buen giro de tuerca.

A la espera de lo que se viene que estoy segura será mucho mejor y más intenso.

Mi Puntuación: 4.75/5
4 y medio cafes

Anuncios

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: