[Mi Reseña] ‘El ángel de Dryfield Hall’ de Claudia Cardozo

El angel

Tenía que leer esta historia de manera obligatoria. Haber quedado como finalista del “IX Premio de novela romántica Vergara”, le daba ese plus adicional. No cualquier historia llega a la recta final de una premiación tan reconocida, y sobre todo que esto hace que yo me sientas aún más orgullosa de mi compatriota… ahorita les comento porque.

“El ángel de Dryfield Hall” de Claudia Cardozo, es una novela que cautivará al lector hasta la última página.

El viaje de una heroína valiente que enfrenta lo desconocido y encuentra el verdadero amor en el lugar más inesperado.

Julia Simmons ha visto su vida transcurrir en un poblado de la campiña inglesa. Ella y su madre subsisten tan bien como pueden gracias a su trabajo como maestra de escuela y, aunque siempre ha anhelado conocer el mundo más allá de los límites del pueblo, ha aprendido a resignarse a su suerte. Lo único que hace tambalear sus propósitos es la fascinación que siente por Dryfield Hall, la antigua mansión abandonada que ve cada día y acerca de la cual teje mil y una historias.

Dryfield Hall no ha recibido a nuevos habitantes desde hace veinte años, pero un día se anuncia que el actual dueño de la mansión y su familia irán pronto a vivir allí de forma indefinida. Julia y su madre se ven involucradas en los preparativos para devolver a la mansión parte de su antigua gloria. Ninguna de ellas imagina, sin embargo, que la llegada de los enigmáticos Barsham alterará sus vidas hasta llegar a un punto sin retorno. El señor de Dryfield Hall, además, entablará una curiosa amistad con Julia, provocando en ella emociones hasta entonces desconocidas.

El misterio, la intriga y el deseo forman parte de esta novela que nos relata una apasionada historia de amor al tiempo que nos sumerge en las más complejas y extremas emociones humanas.

El angel de dryfield hall

Empecé este libro sin saber de qué iba, tengo que reconocer. Sin leer la sinopsis me sumergí en sus páginas, y lo primero que percibí fue un ambiente oscuro que denotaba una gran situación de suspenso entre los protagonistas que desarrollaban la trama.

Se entreteje una situación cargada de ansiedad. Como si un secreto enorme estuviera a punto de engullir a cuanto personaje se atreva a mencionar las palabras incorrectas en una casa capaz de ponernos los pelos de punta porque parece ser un imán para la energía negativa. No sé porque siempre me imagine que todo ocurría en invierno, cuando la neblina es espesa y las flores no tienen color ni encanto, o simplemente lo que estaba ocurriendo parecía ser un gran hechizo que los tenia a todos atrapados. No entiendo muy bien como la autora lo ha logrado, pero sentí peligro, tristeza y una gran necesidad porque todo pueda llegar a un buen final.

Tan solo la componen nueve capítulos, mediamente extensos e increíblemente escritos. Y aunque la historia de amor contiene todas las características que hacen de Claudia Cardozo una de mis autoras favoritas, esta vez sí he sentido un poco más de dulzura y desenvolvimiento al momento de ponerse de manifiesto. Era como si las escenas determinantes en el desarrollo del amor, fuera el único punto de color dentro de tanta oscuridad. Sentía la diferencia, sentía la desazón una vez que ya no se hablaba de ellas, y es ahí donde me daba cuenta que esta historia tenia vida propia, capaz de acelerarme por completo el corazón.

La ambientación también tiene un punto extra. Al ser una historia centrada en los acontecimientos de una casa, transportarnos a ella era una tarea ardua, más que nada porque teníamos que encontrar un contraste con aquello que no fuera parte de aquella mansión. Es un trabajo estupendo en la recreación, capaz de llevar al lector a aquella campiña inglesa pintoresca y alejada de la bulliciosa Londres, que a la vez alberga una casa llena de oscuridad y dolor. Y todo ello relatado en una novela que no es extensa, no es redundante y tampoco aburre con tanto detalle.

Claudia Cardozo continua sorprendiendo con cada novela en la que se va a arriesgando.

Julia se siente atrapada. Es lo que tiene llevar una vida sin sobresaltos. Con muchas ganas de que ocurra algo que la saque de su rutina diaria, se siente atraída por una casa que a simple vista parece guardar infinidad de secretos en su interior. Prudente, contenida, como si tuviera mucho miedo de reconocer que espera algo más de la vida que le toco afrontar, se entrega por completo al enigma que trae consigo la historia de una familia secuestrada por la tristeza. En lo personal, me pareció una protagonista atrayente, fuerte y muy adecuada para la trama que la autora quiere desarrollar. Su visión de los acontecimientos nos permite emocionarnos y también enamorarnos de todo aquello que se va presentando. Y ese momento cumbre en el lago, sin duda me dejo temblando… Estupenda de principio a fin.

El enigmático Marcus, lo es desde el principio, ya que no sabemos nada de él, incluso una vez que entra en escena. Posee un aura bastante misteriosa debido a que no comunica mucho de sí mismo con nadie, y disfruta más pasando poco tiempo en aquella mansión llena de una carga negativa tan aplastante. Desde el principio sabemos que lo suyo es complicado, no solo por lo ya mencionado, sino por esa gran necesidad que tiene por encontrar una luz que le ayude a continuar en una vida tocada por la tragedia. Él estaba listo para dejarlo todo y renunciar a todo aquel ambiente toxico que lo ahogaba cada vez más, y toda esa personalidad fascinante se va apagando conforme la trama va avanzando. La autora consigue que nuestro protagonista masculino se desarme en cada página, demuestra diversos contrastes y todo resulta en un personaje cautivante. Marcus es el mejor protagonista masculino que voy conociendo en el año y eso es decir bastante.

Antes de mencionar a los personajes secundarios, sin duda debo mencionar el cuento que se intercala entre capitulo y capitulo, que matiza con la trama principal. El cuento de ‘La reina y la Muerte’, me tenía demasiado intrigada, con una sensación de frio que me helaba el alma. Le daba un toque misterioso y de fantasía oscura a la trama, ideal para continuar. Una princesa que traiciona a la muerte debido a su codicia y sus ganas de ejercer poder sobre los demás. Una manera preciosa de matizar una historia, para hacerla más ágil y atrayente.

Secundarios… varios, pero el principal y único a nombrar seria Lady Alice, sin lugar a dudas.

Claudia Cardozo no es de antagonistas. Creo que es la primera vez que la veo arriesgar, en un libro suyo, con el elemento de una villana. Alguien lo suficientemente trastornada como para cautivar con su fría belleza y despiadada personalidad. Un elemento nuevo en su narrativa que ha sabido manejar de manera estupenda, porque no es una villana de gratis, sino que toda su maldad se centra en la codicia, el egoísmo y el deseo de algo que no puede conseguir de la misma forma como consigue lo demás. La elaboración de este personaje es magistral, y para ser la primera villana que la autora construye, me parece que lo ha logrado de manera espectacular. Me ha gustado muchísimo.

El final ha sido brutal, y el epilogo me ha encantado debido a que si bien ocurre lo esperado, el lector entiende que lo más importante es la tranquilidad mental. No importa dejar atrás las riquezas o los sueños de conocer lugares llenos de aventuras. Lo importante es encontrar la calma y vivir con amor y en paz.

Un libro muy recomendado.

Mi Puntuación: 5/5

5 cafes

Me encantaría saber tu opinión... ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: