[Mi Reseña] ‘Todo lo que nunca fuimos’ de Alice Kellen

Tengo un gran problema para leer libros que tienen un hype extremadamente alto. De manera inconsciente los bloqueo y espero un poco de tiempo para leerlos. Con este me sucedió así que recién pude leerlo, y la verdad es que tengo sentimientos encontrados con todo lo que me provocó.

‘Todo lo que nunca fuimos’ de Alice Kellen, es el primer libro de la bilogía ‘Deja que ocurra’ y está ambientado en Byron Bay, Australia. Un hermoso lugar para contar una intensa historia de amor.

“Leah está rota. Leah ya no pinta. Leah es un espejismo desde el accidente que se llevó a sus padres.

Axel es el mejor amigo de su hermano mayor y, cuando accede a acogerla en su casa durante unos meses, quiere ayudarla a encontrar y unir los pedazos de la chica llena de color que un día fue. Pero no sabe que ella siempre ha estado enamorada de él, a pesar de que sean casi familia, ni de que toda su vida está a punto de cambiar.

Porque ella está prohibida, pero le despierta la piel.
Porque es el mar, noches estrelladas y vinilos de los Beatles.
Porque a veces basta un «deja que ocurra» para tenerlo todo.”

Soy una gran admiradora del estilo de escritura de Alice Kellen. Me gusta como describe paisajes, como describe emociones, como crea personajes y como logra que yo claramente plasme en mi pensamiento todo el conjunto de sensaciones que componen su obra. La siento, la disfruto y la saboreo como si fuera una adicción. Es imposible para mí quedar indiferente a cualquiera de sus libros y este no ha sido la excepción. Cada uno de los pasos que Leah y Axel han dado, componen un amor armonioso que complementa el caos y la necesidad del otro. Y yo he podido sentir lo visceral de la pasión y toda aquella pena que se genera cuando sabes que la felicidad no parece ser duradera y por ello debemos disfrutar lo que tenemos antes de que pueda cambiar por completo.

Ha sido un problema para mí el tema de la diferencia de edad entre los personajes. Lo admito y sigo firme en creer que la atracción de hombres maduros por mujeres demasiado jóvenes no está bien, en el mundo real. Aun cuando hablamos de mayoría de edad. El tema es complejo porque no todas las historias son iguales, y quizás muchas de mis opiniones tengan que ver con experiencias personales. Y si he disfrutado de esta historia es porque me repetí a mí misma que no es una historia real y segundo, que yo misma me estoy enterando de las circunstancias de ambas partes.

No hay malicia en los personajes, no hay egoísmos ni mucho menos la necesidad de complacer intereses individuales. Lo tomé como es: La historia de amor entre dos personas que aún tienen temas pendientes en sus mentes y que poco a poco se ayudan a sanar y encontrar la felicidad. Esa es quizás la razón por la que pude disfrutar este libro y ya mismo me pongo con la segunda parte…

Pero… y el gran y enorme pero es que Leah tiene shock post traumático y necesita terapia. Tiene una enorme depresión y le está costando muchísimo salir de ella, y que Axel solo haya atinado a buscar información en internet para creer que puede lidiar con ello, me hace mucho pero mucho ruido. No es bueno ese mensaje y si siento que no podemos ser tan irresponsables en transmitir esto a los demás. Yo no digo que la atiborremos de pastillas noche y día, pero si era necesario mostrar que hay caminos más… profesionales para tratar dicha condición. Surfear, pintar y enamorarse pueden ser complementos de algo así pero no la solución a algo tan preocupante y me desespera un poco que nadie lo entiende o siquiera intente darle solución.

Así que por favor, cuando tengan a personas pasando por algo que ustedes no sienten que sea normal, pidan ayuda profesional.

Leah es un protagonista que refleja tristeza y mucha fragilidad. Intenta aferrarse a sentimientos que la mantienen segura para así continuar con su vida, pero todo lo ocurrido la supera y le es difícil avanzar. Es peligrosa esta situación, ya que es el estado perfecto para caer en situaciones que pueden destruirte por completo, y quizás lo que paso al final de este primer libro fue lo mejor. Lo malo del asunto es que decidieron por ella y ahí es donde radica el verdadero problema. No la consideran una persona capaz de decidir nada y eso me duele en el alma. Todos creen saber que es lo mejor para ella pero ni la misma Leah sabe que le pasa. Es difícil saber que exactamente cuál es su personalidad porque todos te describen como “era antes” y el ahora que conocemos es demasiado vulnerable.

A mí me ha dado mucha pena y me da cólera sentirme así con un personaje femenino. Sé lo bajo que puede llegar una persona depresiva y lamento mucho que no se haya abordado mejor su condición.

Axel es inmaduro. Tiene treinta años y no es capaz de aceptar que le cuesta avanzar. No lo culpo, yo tengo treinta y siete y estoy casi por el mismo camino. Con él tenemos una batalla aparte porque antes de enfrentarse al mundo, prefiere encerrarse en su casa en la playa y así todos se apartan. Es sencillo y bastante cómodo, hasta que Leah llega a su casa y ambos en estado vulnerable sucumben a la atracción imperante. La mezcla para el desastre. Salir de ahí sin duda requiere años de terapia pero la trama los obliga a reventar la burbuja cuando la realidad les explota en la cara, resolviendo todo de la peor manera que se les ocurre: Lastimándose con palabras hirientes, creyendo que con eso todo continuará y se solucionará solo. Axel no me cae bien, la verdad pero no puedo negar que en sus mejores momentos aprende a dar espacio, a estar apartado y así encontrar mejor el rumbo de lo que quiere de cada situación.

Secundarios, muy pocos a resaltar. Mención honorifica la tiene Oliver que es el peor personaje de toda esta bilogía. Diría que es hasta manipulador, pero no en gran medida. Y cuando ya hizo todo lo que “supuestamente” debería, actúa como si nada hubiese pasado aun sabiendo que ha hecho mucho daño. No sé, me cayó mal desde el principio.

Ahora, todo lo que he dicho no quita que la trama central no la haya disfrutado. Alice Kellen escribe estupendamente. De una manera tan cándida y dulce que te deja el corazón sangrando debido a la alta carga emocional.

Es brutal como te transmite sentimientos y yo eso jamás se lo voy a negar, sería absurdo de mi parte decir que no sabe lo que hace porque es muy talentosa y aun cuando estoy en contra de muchas cosas, cada uno de los momentos entre Leah y Axel los he disfrutado e incluso me atrevería a recomendarlo sin vacilar.

 

Mi Puntuación: 4/5

2 Comentarios en [Mi Reseña] ‘Todo lo que nunca fuimos’ de Alice Kellen

  1. Yo la estoy leyendo ahora mismo y me está costando horrores terminarla. Al igual que tú, me encantan las historias de Alice Kellen, en especial “El día que dejó de nevar en Alaska”, pero con esta creo que ha arriesgado demasiado. No la estoy sintiendo igual, desde luego.

    Me gusta

Este blog sobrevive con tus comentarios... ¡Déjame tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: